Stott Pilates

Pilates es una actividad física que gana cada día más adeptos por la cantidad de beneficios que provee tanto a nivel físico como mental. A través del tiempo el método fue modificándose y consiguiendo que la columna logre por ejemplo volver a tener su forma natural.

El mejorar la postura logrando músculos más delgados y largos, además de potenciar la fuerza bajando el estrés y modelando la figura son algunos de los objetivos que pueden lograrse por medio de esta práctica.

Así nace el Stott Pilates en 1988 creada por Lindsay y Moira Merrthew donde la columna es la estrella. Sus ejercicios de rehabilitación son considerados como de los más seguros y eficaces que hoy existen en el mundo.

Un método con más de veinte años de experiencia, donde la metodología de trabajo se aplica en las clases junto con un sistema de educación para los instructores de Pilates.

Las clases de Stott Pilates puede ser individuales o en grupos de seis personas como máximo y comienza con el nivel básico, pasando al intermediaro y llega hasta el avanzado.

La diferencia del método Stott Pilates y la disciplina original creada por Joseph Pilates, es que el Stott se basa en cinco principios que son la respiración, colocación pélvica y de la caja torácica, movimiento y estabilidad escapular y la posición de la cabeza y columna cervical.

Siendo uno de los objetivos principales del Stott Pilates la búsqueda por “reestablecer las curvas naturales de la columna” y de esta manera brindarle mayor funcionalidad al cuerpo.

Entre los beneficios de esta práctica se destacan la obtención de músculos más largos y delgados, además de fuerza y estabilidad interna. Por otra parte, la prevención de lesiones y la reducción del estrés y los dolores de espalda son pilares básicos.

Puede decirse que el método Stott Pilates es una práctica que incluye conocimientos de biomecánica y kinesiología funcional. Pudiendo verse esta práctica como una terapia kinésica y también como una actividad física.

La versatilidad de la disciplina permite la realización de programas de ejercicios intensos y por ello es indispensable una evaluación previa del alumno.

El Stott Pilates así como el Pilates tradicional puede ser practicado por cualquier persona, desde quien necesite de rehabilitación como de aquellos deportistas considerados de alto rendimiento.

Es un entrenamiento altamente versátil y que aporta resultados muy sólidos tanto para los profesionales del fitness como los que se dedican a la rehabilitación.
Cada día más personas de todas las edades ya sean atletas o personas con poca formación física descubren las ventajas del método Stott Pilates.

Si deseas leer más artículos parecidos a stott pilates te recomendamos que entres en nuestra categoría de Fitness o nos leas en Facebook, Google+ o Twitter.

Comenta, opina, pregunta sobre stott pilates

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.