• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Si se desea aumentar el nivel natural de testosterona, conocer las mejores estrategias en el gimnasio y fuera de él puede ser algo bastante útil para cualquier aficionado a la musculación, o bodybuilder profesional.

El trabajo con pesas

El entrenamiento de musculación estimula la construcción muscular destruyendo las fibras de los músculos. El organismo repara después estos músculos dañados. Entrenarse con cargas adicionales permite también aumentar la tasa de testosterona directamente después de cada sesión. Las investigaciones han demostrado que los movimientos poliarticulares como el squat, aumentan la tasa de testosterona natural.

Limitar los ejercicios de cardio

Incluir el trabajo cardiovascular en el plan de entrenamiento es razonable para la salud del sistema cardiovascular y para el control del porcentaje de grasa. Pero el peligro reside en pasarse de la raya, hasta el punto de llegar a alterar el crecimiento muscular. Basta con fijarse en los corredores de maratón para darse cuenta de que presentan poca masa muscular, puesto que impacta negativamente en los rendimientos de la carrera a larga distancia.

Abusar del trabajo cardiovascular no solamente es contraproducente para los músculos, pero igualmente para la tasa de testosterona.

Bodybuilder

Consumir suficientes proteínas

Todos sabemos que necesitamos las proteínas para fabricar la masa muscular, pero es posible que no se conozca que su consumo aumenta la tasa de testosterona. Las investigaciones científicas sobre el tema han mostrado que una alimentación más rica en proteínas y menos alta en glúcidos tiene un efecto positivo sobre el hígado, los riñones, y la tasa de testosterona. Además de los complementos a base de proteínas, conviene centrar la alimentación en las proteínas animales, tales como los lácteos, los huevos, el pollo, y el pescado.

Comer verduras

Las verduras son cruciales para una salud óptima y para el crecimiento muscular. Algunas verduras son reconocidas por aumentar el nivel de testosterona, como es el caso del brócoli, las coles de Bruselas, etcétera. Esto es debido a los fitonutrientes que contienen y que eliminan los estrógenos.

Aumentar el aporte en lípidos

Los ácidos grasos tales como los omega 3 son importantes para una dieta completa y equilibrada, pero los lípidos saturados, considerados como peligrosos para la salud, presentan ventajas, especialmente para los que practican musculación y buscan aumentar el nivel de testosterona y de masa muscular.

Evitar el alcohol

Un consumo moderado de alcohol mejora la salud del corazón, un consumo importante y diario reduce de manera significativa la tasa de testosterona. La inflamación creada por el alcohol degrada la producción hormonal.

El Tribulus Terrestris

Este complemento natural de testosterona procede de una planta que crece en América del Norte y en Asia. Se utiliza para aumentar la libido desde hace cientos de años.

El Fenugreek

Otro excelente complemento para aumentar la testosterona es el Fenugreek, una planta de origen europeo y también procedente del oeste de Asia. Ayuda a aumentar la libido e incrementa la tasa de testosterona. Otra ventaja del Fenugreek es su impacto sobre el aumento de insulina, lo que puede aumentar el crecimiento muscular tras el entrenamiento de musculación.

El ginseng

El ginseng es una raíz que se consume frecuentemente en la zona de Asia, y también se incluye en bebidas, convirtiéndose en un nutriente muy potente que favorece muchas funciones fisiológicas. El ginseng aumenta la testosterona, estimulando el sistema nervioso y el tejido gonadal. El ginseng contiene también ginsenósidos que aumentan la conversión de la arginina en óxido nítrico, lo que ayuda a construir el músculo.

Dormir lo suficiente

El sueño favorece, no solamente la recuperación, sino que ayuda a conservar las hormonas esenciales para la construcción muscular, como la hormona del crecimiento y la testosterona. Tras un buen descanso, no solamente se necesita más energía, sino que es necesario un nivel de testosterona más alto, lo que favorece obtener mejores resultados en musculación.