• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Las funciones principales del músculo transverso abdominal son aumentar la presión intraabdominal, constreñir el abdomen y contribuir a la micción, defecación, vómitos, tos, parto, espiración forzada; sin embargo es uno de los grandes olvidados por las personas que hacen ejercicios abdominales.
El transverso abdominal es el músculo más profundo de los abdominales: Una especie de faja que recubre todas nuestras vísceras desde las vértebras lumbares donde se origina hasta el abdomen, donde queda insertado por debajo de los oblícuos y del recto abdominal, presionando los órganos intestinales hacia dentro y protegiendo la salud de la columna vertebral.
Se activa automáticamente en acciones reflejas como toser o reír, pero el resto del día tiende a relajarse, ya que no trabaja en absoluto en posiciones sedentarias (sentado o quieto), cada vez más habituales en los empleos actuales.
Un transverso abdominal se puede trabajar mediante las abdominales isométricas y su trabajo da una mejor alineación postural de la espalda y una cintura más esbelta.

Abdominales isométricos

Asume la postura según la imagen, este es un estupendo ejercicio sin movimientos para fortalecer la musculatura abdominal y especialmente el transverso.
abdominales isométricas
Si quieres hacer más intenso el ejercicio lo único que debes hacer es adelantar aún más los codos, de esta manera los abdominales son los encargados de que la cadera no caiga al suelo.
Si aguantas esta posición de 30 segundos a un minuto puedes estar contento, estás en la media, si consigues llegar a los dos minutos da por seguro que tienes unos abdominales de hierro.
De manera secundaria en este ejercicio también trabajarás la zona de los hombros, brazos y glúteos. Un ejercicio muy completo y fácil de realizar.
Para los novatos en interesante contar con ayuda para adoptar una posición correcta, suele pasar que en los primeros intentos se tiende a subir el trasero demasiado ya que así actúan las piernas y el ejercicio es más fácil.
Este es un ejercicio desaconsejado para hipertensos ya que las contracciones isométricas al ser una contracción mantenida en el tiempo y no haber descanso acumulan un exceso de tensión arterial al no entrar la sangre en el músculo.