• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Ya hemos hablado en otras ocasiones de lo importante que es planificar de forma correcta las comidas manteniendo siempre un equilibrio en la dieta. Si esto es importante para quien realiza poca actividad física cuanto más importantes para aquellos que practican deporte casi a diario, donde una alimentación deportiva eficaz es imprescindible.

Quienes practican ejercicio físico de forma asidua sufren un desgaste en su organismo tanto en el momento en que realizan el entrenamiento como tiempo después, ya que el cuerpo pierde agua y sales minerales durante la práctica y luego a causa de los esfuerzos realizados muchas veces existen manifestaciones siendo las más comunes las famosas agujetas.

Alimentación deportiva eficazAlgunos deportistas combaten este problema realizando antes del entrenamiento algunos ejercicios de calentamiento y también de estiramientos. Sin embargo, cuando esto no es suficiente la alimentación adecuada puede ayudar a obtener excelentes resultados.

El factor ambiental tiene un papel de importancia para prepararse a la hora de practicar deporte o ejercicio físico, ya que no es la misma humedad en un gimnasio que en un parque o en la montaña, siendo también algo a tener en cuenta la estación del año cuando se practican deportes al aire libre, sumándose a esto otros elementos como altitud y climatología adversa.

Para hacer una planificación en cuanto a la alimentación durante una semana donde se prevé una gran actividad física, es necesario tener en cuenta la inclusión de hidratos de carbono, siendo más importantes éstos que las grasas, ya que ellos le proporcionarán el combustible necesario que el cuerpo necesita para una sesión de ejercicio físico.

También, la hidratación cumple un papel fundamental ya que la pérdida de líquidos puede ser importante y que deberá suplirse con la ingesta de aproximadamente unos 3 litros de agua diarios. En invierno la sensación de sed es menor pero de todas formas es necesario beber agua ya que la sed no es un indicador fiable del estado real de hidratación del cuerpo.

Prepara una lista con los alimentos que formarán parte del menú semanal es indispensable ya que de nada vale improvisar sobre la marcha, sino que es necesario organizar las comidas conociendo qué le aportarán al organismo, como por ejemplo cereales, zumos de frutas y pan le darán los glúcidos necesarios y por lo tanto energía rápica y útil para el esfuerzo intenso.

Por su parte, las grasas vegetales que se encuentran en el aceite de oliva o los frutos secos, además de en los lácteos son las encargadas de dar energía para llevar adelante los momentos de mayor intensidad de la práctica deportiva.

Las proteínas, pueden ingerirse por medio de lácteos y embutidos, y en menor medida, con cereales.

Asimismo, es importante realizar una buena distribución de las calorías a lo largo del día ya que en el desayuno deberán incluirse grasas, proteínas vitaminas, minerales y glúcidos y en la comida principal se dará prioridad a las proteínas y vitaminas, estando el agua siempre presente para reponer líquidos y para favorecer la digestión.

La cena puede componerse de pastas o pescado para reponer las fuerzas pedidas durante el día, incluyéndose además frutas y leche.

Haz el plan semanal hoy, compra todo lo necesario y a principio de semana comienza a disfrutar de tu deporte predilecto.