• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El alcohol tiene alrededor de 7 calorías por gramo. Estas calorías se consideran calorías vacías, dado que el alcohol no contiene nutrientes benéficos como vitaminas y minerales.
El consumo de alcohol afecta el sistema nervioso y actúa como un anestésico o tranquilizante suave. Es dañino si se consume en grandes cantidades y puede ser una sustancia adictiva.
Está relacionado con diversos problemas de salud incluyendo el sobrepeso de la población adulta, muchas personas bajan de peso con sólo eliminar las copas que de vez en cuando o a menudo se toman lo que disminuye la carga energética en la dieta.
Las bebidas alcoholicas destiladas tienen un rango de 39% a 96% de concentración calórica, siendo las de mayor concentración las llamadas bebidas espirituosas.
bebidas alcoholicas en la dietaEl whisky o el cognac, que constituyen las bebidas más consumidas por la gente después de la cerveza y el vino, tienen un 40% de concentración alcohólica y corresponden a un cena completa extra.
El vino por su parte, tiene una concentración alcohólica de entre el 8% y el 13%, lo cual es bastante moderado comparado con las bebidas destiladas; esto hace que una o dos copas de vino no afecten, pero si nos bebemos la botella entera, si resulta un exceso de caloría.
Tal es el aumento de las calorías que sufre el organismo cuando se bebe alcohol, que una botella de vino al día equivale a las calorías que aportan 3 kilos de verduras hervidas, y un litro de whisky diario equivale a las calorías de 26 kilos de verduras hervidas.
De esta manera, es importante saber que las bebidas alcohólicas con menos graduación de alcohol, y por lo tanto con menor nivel calórico son el vino, la sidra y -aunque parezca increíble- la cerveza. Estas bebidas ingeridas con moderación pueden significar considerables beneficios para el organismo.
El vino es en ese sentido el mejor, pues tiene poca toxicidad, es vasodilatador y contiene diversas sustancias antioxidantes. De igual manera, las conclusiones de varios estudios recientes apuntan que la cerveza posee entre sus efectos benéficos, la prevención de problemas cardiovasculares, a parte de que aporta ácido fólico.