• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La pregunta que muchos de nosotros nos hacemos es cómo comer bio sin dejarnos el sueldo en el intento. Es cierto que son muchas las tiendas especializadas que ofrecen este tipo de productos a sus clientes, pero al mismo tiempo, las grandes superficies también los ofrecen a precios muy competitivos. Veamos algunos consejos para comer sano y natural a base de productos bio.
Los productos bio respetan el entorno y la naturaleza, y no se cultivan ni con OGM ni con pesticidas. Hoy en día, los productos bio representan el 2% de la cesta de la compra de los hogares, y desgraciadamente son algo más caros que los demás.
Desde hace algunos años, ciertas grandes superficies han sido las primeras en democratizar los productos bio, ofreciéndolos a precios bastante asequibles. Hoy en día se pueden comprar bio a precios razonables en ciertos circuitos especializados.
cajon de frutas y verdurasPara adoptar una actitud «bio» se deben modificar los comportamientos alimenticios. Evitar sistemáticamente los alimentos congelados o que se venden al vacío.
Reducir la ingesta de carne en la alimentación y comprarla en el carnicero, comprobando su lugar de origen. Y sobretodo, dar prioridad a las verduras frescas y preferiblemente bio y en última instancia congeladas. Ciertamente, los beneficios para la salud son impagables.
Otra forma de mantener una alimentación saludable y bio es la de evitar el consumo de verduras que no son de temporada, puesto que necesariamente proceden de otro país.
Para comer bien bio, se deben consumir verduras de temporada, puesto que además se contribuye al éxito de las producciones locales. Para comprar bio, debemos dirigirnos directamente al productor más cercano. Los precios pueden llegar a ser inferiores a los que se pueden ver en el resto de tiendas.