• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Ciertamente, habéis cogido algunos kilos de más, y esto ha ido aumentando con los años. Sin embargo, os gustaría recuperar la silueta y estabilizaros en un peso constante. Las claves del éxito: vigilar el peso y comer de manera variada.

Con los años, la silueta se modifica poco a poco, eso es ineludible. También es normal que llegado a los cincuenta, tengamos algunos kilos de más de cuando teníamos 20 años: una realidad fisiológica que se debe admitir. Sin embargo, a pesar de ese aumento de peso que va surgiendo con los años, no siempre es fácil estabilizarse.

modelo en ropa interiorSi bien es verdad que hay que evitar pesarse todos los días, también se debe vigilar el peso de forma regular antes de que sea demasiado tarde: es la mejor forma de evitar la acumulación de unos kilos superfluos, con todas las consecuencias que esto puede tener sobre vuestra forma y vuestra salud.

La mejor estrategia

Todos los hombres lo saben bien, una alimentación sana y variada es una de las claves del bienestar y de la salud. Debéis tener cuidado con lo que coméis, pero una elección más puntera en la dieta puede mejorar la calidad nutricional de vuestras comidas, y ayudaros a manteneros en forma.

Así pues, todos sabemos lo que nos conviene. Hemos aprendido a controlar el apetito, y a apreciar la calidad por encima de la cantidad. Si embargo, hay una serie de trampas que se deben evitar.

El consumo de lácteos

Para conservar los huesos sólidos, y reducir los riesgos de osteoporosis, se aconseja que los adultos ingieran una cantidad mínima de 1200 mg de calcio al día. Para conseguirlo, es indispensable comer cada día de 3 a 4 productos lácteos a elegir entre leche, yogur, queso… Desnatados o no, todos conservan su aporte en calcio. Comer y nutrirse no es exactamente lo mismo, por eso es bueno saber elegir los mejores alimentos para una dieta equilibrada y sana al mismo tiempo.