• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El teléfono móvil es una herramienta muy práctica en el día a día tanto para darle un uso personal como profesional. En cualquier currículum, debe constar un número de contacto y el teléfono móvil te permite estar localizable siempre.

Sin embargo, la OMS alerta de los posibles riesgos que el teléfono móvil podría tener en la salud de los usuarios. El uso del teléfono móvil también podría tener «riesgo cancerígeno» al igual que otras causas como el escape de motor, el plomo y el cloroformo.

Cómo protegerte de la radiación del teléfono móvilTodavía queda un largo camino por investigar en relación con este asunto ya que no se han realizado los estudios suficientes para determinar si realmente, el uso del teléfono móvil tiene un riesgo para la salud.

Existen algunas recomendaciones prácticas que puedes tener en cuenta para protegerte de la radiación del teléfono móvil:

1. Cuanta más distancia haya entre tú y el teléfono móvil durante la noche, mejor. No es una buena idea que lo dejes encima de la mesilla de noche. Es preferible que lo dejes en un cajón y todavía mejor, que lo apagues.

2. Evita hablar por teléfono móvil mientras está el cargador puesto.

3. Además, es un buen hábito el de colocar el manos libres porque así existe una distancia prudencial entre la persona y el teléfono.

4. Utiliza tu teléfono móvil en aquellas zonas en las que existe una buena cobertura.

5. Evita la adicción al teléfono y busca alternativas. Por ejemplo, evita llamar para dar ciertos regalos y opta por el uso del correo electrónico que además, es más económico.

Apaga el teléfono durante varias horas al día ya que uno de los grandes problemas de hoy día es el alto grado de adicción al móvil en personas que llegan a sufrir ansiedad cuando han olvidado su teléfono en casa. Utiliza tu teléfono móvil con sentido común.