• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Con la llegada del buen tiempo, son muchos los que deciden ponerse en forma, con la práctica de algún tipo de actividad física. Veamos una serie de trucos para comenzar con algún deporte, sin que el organismo sufra sus consecuencias.

Debemos comenzar por etapas, y no fijarse objetivos demasiado pretenciosos. Lo ideal es plantearse objetivos medios, como conseguir hacer jogging durante una hora, de aquí a un mes. Para comenzar, es bueno retomar la carrera, durante unos quince minutos aproximadamente, y luego completar la sesión con otro cuarto de hora de marcha rápida. Si comenzáis de manera demasiado brusca, sufriréis las consecuencias de unas agujetas o dolores que os obligarán a dejar el ejercicio.

Ejercicios complementarios

Igualmente, debéis reforzar los músculos de vuestra postura corporal. Para ello, se pueden realizar tres ejercicios diarios: hacer ochos con una pelota especial para deporte; efectuar círculos con los brazos para trabajar la espalda y la respiración; e igualmente realizar series de abdominales de mariposa.

Deporte y ejercicio cardiovascular 1Con este planning de puesta en marcha, debemos establecer otro similar pero a nivel alimenticio.

Los programas a los que nos referimos se basan en tres ejes fundamentales: la actividad física, la alimentación y la psicología. Vuestro cuerpo necesita, por lo menos un mes, antes de retomar sus hábitos. Durante ese mes de desintoxicación, será necesario suprimir los azúcares rápidos que contienen los caramelos y las galletas, sobre todo después de las 17 h. En caso de sentir hambre, se pueden comer algunas almendras.

Diferentes estudios han demostrado que las almendras son una fuente importante de nutrientes, de calcio y potasio, pero sin aportar calorías. Las almendras permiten disminuir el colesterol y son muy saciantes. Por otro lado, por la mañana se debe beber medio zumo de limón exprimido en agua templada, para favorecer el tránsito y reequilibrar la digestión, así como la flora intestinal. Antes de salir hacia la oficina, realizad algunos movimientos de yoga, estirando la columna vertebral, la espalda y la cintura.