• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Dejemos una cosa clara desde el principio, a las mujeres les gustan los hombres que llevan una bonita prenda de ropa interior. Así pues, dejamos de lado el slip kanguro de Thierry Lhermitte y optamos por modelos más estilizados. Veamos las nuevas tendencias en cuanto a «belleza interior» masculina.

Ropa interior de alta gama

El lujo y la alta gama han comprendido bien que los hombres comienzan a preocuparse por su ropa interior. Ciertas marcas como Dolce&Gabbana, Emporio Armani, o Calvin Klein están a la cabeza de esta nueva ola de ropa interior para hombres. El último nombre tiene de hecho cierto prestigio en este campo.

Conviene que tengáis en vuestro armario diferentes modelos básicos de estas tres grandes marcas. Un boxer de estilo deportivo; un shorty para un look más estilizado; un slip para llevar con un traje. Y finalmente, un calzón para los incondicionales de la Ropa-interiorcomodidad. En efecto, este último es el más «cómodo» de llevar en términos de confort. Pero normalmente, es el modelo que menos realza el físico del hombre.

El sportswear fashion

Los deportistas han sido los primeros en llevar ropa interior más agradable tanto al tacto como a la vista. Por esta razón son muchas las marcas (Dim, Hom) que se han inspirado en estos modelos. Un cuerpo sano en un boxer de diseño y sexy, es la imagen ideal del hombre actual.

Por supuesto, hay que asumir las formas y rechazar los propios límites con relación al físico. Pero, señores, debemos recordar que vuestra ropa interior no está pensada para que la vea todo el mundo. Hemos seleccionado tres marcas que os permitirán asumiros y apreciaros en unos modelos más atractivos para las mujeres: Aussiebum, ES Collection, y C-IN2.

Hablar de ropa interior no es algo evidente puesto que la ropa que os pongáis no tiene importancia, salvo conjugar los colores: nada de llevar un boxer negro con un pantalón blanco.

Al final sólo cuenta una cosa: dejar en el armario el modelo kanguro que sube hasta el ombligo. Caballeros, las mujeres hacen esfuerzos por estar bonitas para nosotros, creemos que ya ha llegado la hora de hacer nosotros lo mismo por ellas.