• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Estrés, trabajo sedentario y jornadas colmadas de obligaciones, generan problemas de salud que también se ven reflejados en los músculos de todo el cuerpo y en especial los de las zonas del cuello, hombros y cervicales.

En realidad podríamos hacer una larga lista de todos los problemas que pueden causar las posturas incorrectas adoptadas en diferentes circunstancias tales como cuando pasamos muchas horas frente al ordenador o cargamos peso que supera nuestras posibilidades, sumándose un mal descanso y una alimentación deficiente, todas conductas que provocan contracturas.

dolores musculares tratamientosDolor cervical crónico

Este tipo de dolor crónico casi no permite mover la cabeza y genera un malestar que llega hasta la zona interscapular y que además se asocia con un hormigueo o dolor de los miembros superiores teniendo una duración variable.

En este caso la principal causa son las contracturas musculares y en casi el 90% de los casos es posible constatar una debilidad que puede llegar a atrofiar los músculos.

Contracturas musculares

Se trata de lesiones bastante comunes que suelen sufrir deportistas pero también personas sedentarias, con estrés y aquellas que adoptan habitualmente malas posturas.

La falta de actividad física suele generar poca tonicidad muscular y por ello cuando una persona inactiva hace algún esfuerzo físico su musculatura no puede con ese esfuerzo y allí aparecen las contracturas por sobrecarga.

Sin embargo, un exceso de actividad física también puede provocar este tipo de lesión ya que se superan las capacidades para asumir tales esfuerzos y el problema es igual al que padecer aquel que lleva una vida sedentaria.

Por último, el estrés es uno de los fenómenos que en la actualidad lleva a muchas personas a sufrir de contracturas musculares debido a una tensión constante y de forma involuntaria.

Dolores articulares y dolores musculares por estrés

El dolor de las articulaciones puede ser causado por enfermedades crónicas tales como la artrosis, reuma, osteoporosis o artritis reumatoide, pero también por otros factores como las malas posturas o hacer de forma incorrecta ejercicio físico.

En tanto que los dolores musculares por estrés tienen una conexión directa con la tensión constante en que el cuerpo se encuentra con frecuencia. Existe una conexión directa entre los niveles altos de estrés y los dolores musculares e inflamación de las articulaciones.

Tratamientos para el dolor

Existen diferentes métodos para el tratamiento de los dolores cervical, articular, muscular y las contracturas en general. Algunos métodos pasivos pueden aliviar estos malestares a corto plazo pero no solucionan el problema definitivamente.

Sin embargo, los especialista coinciden que lo más recomendable es hacer tratamientos más complejos que incluyan masajes para tratar por ejemplo las contracturas o el dolor cervical combinado con algún complemento natural que ayuda a la relajación neuromuscular.

Este tipo de productos son de venta libre y pueden comprarse en sitios como parafarmacia mundo natural especializada en todo lo relacionado a la alimentación, dietética, cosmética y productos naturales en general como suplementos con colágeno que ayudan a reducir el dolor de las articulaciones regenerando cartílagos y tejidos afectados.

Entre los tratamientos caseros para ayudar a aliviar el dolor de las articulaciones se encuentran la aplicación de calor en la zona afectada y en caso de que el área esté inflamada se deberá aplicar frío de forma indirecta para no lesionar la piel.

Los masajes también se utilizan para tratar los problemas musculares pero solo resultan eficaces a largo plazo ya que a los músculos afectados les lleva bastante tiempo volver a la normalidad y por esa razón suele hacerse un tratamiento combinado con productos como tendiplus que ayuda a la relajación neuromuscular gracias a que aporta una combinación equilibrada de magnesio, zinc y complejo vitamínico B, además de actuar como un relajante natural.

Un tratamiento completo para todo tipo de dolores musculares, de articulaciones o contracturas debería incluir algunas técnicas de relajación inspiradas en el Yoga y la meditación para ayudar a disminuir el estrés.

Por último, pero no menos importante, es necesario recordar que la alimentación también cumple un papel importante para el tratamiento de estos problemas y por ello deberá aumentarse en la dieta el consumo de alimentos altos en vitamina E como aguacate y nueves o adicionar diariamente un suplemento de esta vitamina para lograr el equilibrio que el organismo necesita.