• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Dentro de los ejercicios aeróbicos, frecuencia y cantidad en cada entrenamiento es una de las dudas más frecuentes planteadas por quienes los incorporan a su rutina de actividad física.

El interrogante es cuál es la cantidad adecuada y también la frecuencia con la que deben realizarse para lograr un entrenamiento adecuado y que mantenga un equilibrio.

Ejercicios aeróbicos, frecuencia y cantidadLa creación de una rutina saludable de ejercicio físico proveerá de una gran cantidad de ventajas saludables y entre ellas la prevención de enfermedades sobre todo cardiovasculares.

Los expertos recomiendas un mínimo de ejercicios aeróbicos que son indispensables para que la salud de beneficie, como por ejemplo caminar como mínimo de 150 minutos semanales a un ritmo rápido y continuado, sin necesidad de correr, asegurándose así de un buen entrenamiento sin un esfuerzo excesivo y suficiente como para cuidar la salud.

Más allá de este mínimo recomendado todo aquello que pueda añadirse de ejercicios aeróbicos aportarán un beneficio extra al organismo y al corazón especialmente, ya sea practicar spinning, correr, nadar o algún tipo de clase dirigida.

Por otra parte, realizar ciento cincuenta minutos en una semana daría unos veinte minutos al día, en cambio si ese mismo tiempo lo hacemos en solo la mitad de los días de la semana estaríamos hablando de una caminata de cuarenta minutos aproximadamente cada dos días, un tiempo excelente para comenzar a ver y sentir los resultados beneficiosos.

Sin embargo, si lo que se desea es perder peso ya el compromiso debería ser mayor y lo más adecuado sería caminar cuarenta minutos diariamente y a un ritmo rápido.

Es necesario tener en cuenta que una vez diagramado el entrenamiento de no cumplirse de forma correcta los resultados tampoco serán los deseados. Así, si se ha diseñado una rutina de caminar cuarenta minutos diarios y luego se desea recuperar los días en que no se ha practicado el ejercicio de nada sirve caminar luego dos horas seguidas, ya que varios estudios han demostrado que es más efectivo y también saludable realizar rutinas constantes que una gran cantidad de ejercicio de forma esporádica.

También, para la realización de ejercicios aeróbicos existen ciertas claves que permiten optimizar el programa y asegurarse que la rutina realizada se hace de forma correcta, sin importar si el ejercicio se desarrolla para incrementar la condición física o para perder peso.

Tener también siempre en cuenta el verdadero significado del ejercicio aeróbico, una actividad física que debe realizarse con presencia constante de oxígeno y no debe existir fatiga temprana, ejecutándose a baja o mediana intensidad con movimientos repetitivos y cíclicos.

Un ejercicio aeróbico bien ejecutado es aquel que puede mantenerse por tres minutos sin la aparición de fatiga, estimulando así los principales músculos del cuerpo como piernas, glúteos, espalda y tórax, repitiéndose con movimientos cíclicos y constantes.

Los ejercicios aeróbicos pueden ejecutarse por un espacio de tiempo prolongado y el ritmo cardiaco puede oscilar entre un 50 y 90% de la frecuencia cardiaca máxima.

Aeróbicos bien ejecutados benefician el sistema respiratorio y cardiovascular, estimulando los principales músculos del cuero y permiten mantener una frecuencia cardiaca con valores estables durante extensos lapsos de tiempo.