• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Para saber si se deben priorizar los ejercicios de cardio o la musculación, veamos tres perfiles diferentes, de tal forma que alguno de ellos corresponda más a vuestro caso en concreto.

Definir el propio objetivo

Para definir el entrenamiento, es primordial definir el propio objetivo en términos de rendimientos y de estética. Se debe tomar conciencia del hecho que querer hacer todo al mismo tiempo, no permite ser excelente en un sólo campo.

Por ejemplo, un excelente bodybuilder no puede plantearse correr un maratón en menos de 3 h. O bien, un corredor de maratón no puede esperar tener la capacidad de levantar 250 kg, o un perímetro de brazo de 40 cm.

AerobicosEntre estas dos visiones, está la del CrossFit o la del cross training, que permite ser bueno en todo, así como unos buenos resultados en una sola disciplina. Al final es una cuestión de elección.

Tres objetivos deportivos y estéticos diferentes

Definición tipo modelo fitness: físico bien definido con buenos rendimientos en musculación, halterofilia y cardio (carrera, natación, etc.).

Atlético tipo CrossFit: físico parecido al de Rich Froning. Buenos rendimientos en musculación y halterofilia, buenos rendimientos en cardio (carrera, natación, etc.), gran resistencia ante el cansancio y buena masa muscular, y una fuerza superior al modelo fitness.

Aumento de masa tipo bodybuilder: físico parecido al de Frederic Mompo con excelentes rendimientos en fuerza y en masa muscular natural. En cuanto al cardio (carrera, natación, etc.) esta no es la prioridad, los rendimientos son flojos. En todo caso, esto no impide presentar una buena resistencia de fuerza (por ejemplo: más de 20 repeticiones con 100 kg en banco).

El entrenamiento cardiovascular

El tipo de entrenamiento más compatible con vuestro objetivo: trabajar la musculatura y la respiración sin sufrir.

Definición tipo modelo fitness: de 0 a 3 sesiones por semana. Aquí todo depende de vuestra estrategia, gestión de la alimentación, así como de los entrenamientos.

Atlético tipo CrossFit: de 1 a 2 sesiones por semana de alta intensidad a base de encadenamientos de movimientos de base en musculación, halterofilia, peso corporal, pero también incluyendo carrera o remo en cortas distancias. La duración de las sesiones será de 8 a 30′, con fases de esfuerzo a alta intensidad y fases de recuperación.

Aumento de masa tipo bodybuilder: de 0 a 1 sesión por semana a intensidad moderada de 20 a 30′. En efecto, si vuestro entrenamiento en musculación está bien pensado, se trabaja la condición física general y el sistema cardiovascular durante los ciclos de full body, con circuitos de training.

En resumen, para tener un físico musculoso, no hay secretos: la musculación es vuestro único aliado. No olvidéis que para secar músculo lo más importante es la alimentación. Así pues, se deben mantener varios minutos de cardio para correr y preparar las comidas y colaciones.