• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Tratamos hoy  un tema que nos preocupa a todos: la depilación, y esta vez para presentar un producto innovador. Se trata de Men Epil, un spray y una espuma para la depilación exclusiva de los hombres. Una solución de última generación para aquellos que desean depilarse rápidamente y sin dolor.

Funcionamiento

Men Epil es un producto enriquecido con té, cuya composición está elaborada para ser eficaz en cinco minutos. El spray está indicado para los pelos de los brazos, del torso, de la espalda y de las piernas. La espuma está concebida para las zonas íntimas. En definitiva, dos productos diferentes que se pueden comprar por separado o en un solo pack.

El spray está pensado para hombres que viven la vida a toda prisa: la microdifusión permite vaporizar todo el cuerpo, y los principios activos, son muy potentes, pero reservados exclusivamente a la epidermis masculina (cuidado porque un fuerte olor químico se desprende durante la vaporización).

Espuma y spray depilatorio Men Epil 1La fórmula contiene, sin embargo, un perfume de menta que suaviza un poco el mal olor. En cuanto a su acción depilatoria, tras cinco minutos de aplicación se pasa la esponja y el vello desaparece.

La espuma se aplica en las zonas íntimas. No hay que tener miedo a cubrir toda la zona del vello con el producto. Poner la dosis, esperar cinco minutos y enjuagar debajo de la ducha. El vello se cae sin dejar rastro.

Balance

El spray y la espuma depilatoria presentan una ventaja con relación a otras soluciones en cuestión de depilación: no causa dolor. Sin duda se trata de la solución más sencilla y también de la más rápida.

Inconvenientes: no huele bien (pero tras la ducha no queda rastro alguno). Se trata de una solución puntual, porque el vello vuelve a crecer con rapidez (ya que al igual que con la cuchilla, la raíz del pelo no se daña).

En resumen: sencillez, rapidez, y ausencia de dolor. Tanto el spray como la espuma son una buena solución para aquellos que intentan depilarse por primera vez.