• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Así como existen diferentes tipos de adicciones también hay distintos tipos de personas adictas, lo importante es independizarse de ellas para el propio bienestar y el de las personas que lo rodean.
Todas las adicciones tiene como base los excesos, aquello que en algún momento se hacia por placer de pronto se convierte en un vicio.
Las adicciones son una enfermedad de tipo primaria, que afectan el cerebro y que tienen un conjunto de signos y síntomas que son característicos. El origen de las adicciones tiene múltiples factores involucrados como biológicos, genéticos, sociales y psicológicos.
Independizarse de las adicciones 1Las personas que padecen algún tipo de adicción transitan ésta a través de diversas etapas y las características van cambiando de acuerdo a la seriedad del problema.
Existen tratamientos para superar este problema y estos dependerán en gran medida del nivel en el que se encuentre la adicción,  puede que recién comience o que ya se haya transformado en crónica.
El padecer una adicción perturba la vida personal, social, familiar e inclusive muchas veces interfiere de manera negativa en el ámbito laboral y profesional.
Cuando una persona tiene una adicción se vuelve esclavo de ella y todos sus pensamientos y energías se enfocan pura y exclusivamente a la satisfacción de ésta.
Sin embargo, es bueno saber que de toda adicción o vicio es posible liberarse, inclusive cuando se trata de drogas como la heroína, y esto ha sido comprobado de forma científica.
Existen diversos tipos de adicciones:

Adicciones de Conducta

  • Al juego
  • Al Sexo
  • A las relaciones, co-dependencia, romances
  • A la religión
  • A las sectas
  • Al trabajo
  • A internet

Adicciones de Ingestión

Adicción química:

  • Alcohol
  • Cocaína
  • Heroína
  • Opio
  • Extasis
  • Marihuana
  • Sedantes
  • Anfetaminas
  • Tabaco

Adiccion a la Comida:

  • Comedor Compulsivo
  • Bulimia
  • Anorexia

Esta clasificación es a título ilustrativo, pero ocurre que muchas veces la adicción pueden no aparecer de forma clara o puede coexistir con otro vicio o enfermedad psiquiátrica. También suele ocurrir lo que se denomina “sustitución”, que ocurre cuando una persona deja un vicio y desarrolla otra adicción.
Como premisa básica para liberarse de una adicción es necesario que se reconozca que se es un adicto. Cada persona tiene que tomar conciencia cuando comienza a depender de algo o de alguien para ser feliz y sentirse bien.
No es necesario, para darse cuenta de que se es adicto, la ayuda de ningún profesional, cada persona puede reconocer que se está enfrentando a un desequilibrio cuando no posee un objeto de deseo y lo único que puede aplacar esa ansiedad es el trago, el cigarrillo o cualquier tipo de elemento o acción que sea externo.
Cuando el cuerpo y la mente desarrollan una dependencia ya sea a un determinado hábito, actividad o inclusive a una persona, se deben buscar alternativas válidas para poder eliminar esa necesidad. Puede ser el practicar algún deporte, ir al gimnasio, correr, o hacer algo que la haga sentirse bien y le ayude a liberar la ansiedad y las tensiones.
También la relajación es una excelente herramienta que ayuda a equilibrar el cuerpo y la mente. Lo aconsejable en este caso es buscar la orientación y guía de un especialista para que se puedan canalizar emociones y pensamientos y a la vez recibir una programación distinta a la que el cerebro se encuentra acostumbrado.
Se puede controlar la mente, el cuerpo y las acciones, enfrentando la adicción y rechazándola, redirigiendo la energía y el deseo hacia un objetivo productivo.
Superada la adicción no se debe creer que se es el más fuerte y poderoso, evitar tentaciones es lo mejor, dejando de lado personas o situaciones que pueden llevar a una recaída.
La búsqueda de ayuda es el primer paso en la recuperación y la salida saludable de este tipo de problemas, como también la contención y ayuda familiar.