• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Las mujeres están menos expuestas que los hombres a la caída del cabello. En cualquier caso, la ausencia total o parcial de pelo constituye una situación mal aceptada tanto por mujeres como por los hombres.

La intensidad de la calvicie se gradúa en 8 niveles. El 0 define la presencia normal del pelo, mientras que el 8 es relativo al estado avanzado de la calvicie. Esto se observa cuando el cabello que queda se encuentra únicamente a nivel de la nuca y sobre la zona superior de las orejas, en forma de corona, más o menos ancha.

Las causas probables de la calvicie

La calvicie es el resultado de un proceso continuado o espontáneo de pérdida del cabello. Este fenómeno comienza generalmente a partir de los 18 años y es de origen androgenético en la mayoría de los casos. De hecho, la transformación de la testosterona en dihidrotestosterona, relacionada con la presencia de hormonas masculinas en la sangre, provoca la debilitación del cabello. Sin cuidados adaptados, la caída del cabello, también llamada alopecia, evoluciona inevitablemente hacia la calvicie.

Caída del cabelloLa calvicie o alopecia puede ser el resultado de la presencia de hongos microscópicos que provocan tiña. En el caso en el que las enfermedades del cuero cabelludo persistan con la edad adulta, existen fuertes riesgos de que las simples infecciones se conviertan en alopecia.

Por otro lado, el fenómeno de la alopecia puede ser consecuencia de un tratamiento médico que ha causado quemaduras o infecciones. Puede ser debida igualmente al uso inapropiado de productos o de materiales agresivos. Finalmente, la calvicie puede ser una carencia de vitamina. Constituida principalmente de proteína, la falta de vitamina debilita el cabello frente a las agresiones químicas y mecánicas diversas como la contaminación, las infecciones y los cepillados.

Cirugía y calvicie

La base de la cirugía de la calvicie reposa en la transposición de cabellos tomados de la zona de la corona hacia las partes desprovistas de pelo. La idea es la de desplazar los pelos sanos hacia las zonas más despobladas, generalmente localizadas a nivel de la frente y de la coronilla.

Con los avances tecnológicos, la cirugía de la calvicie ha mejorado mucho. Hoy en día existen nuevas técnicas que están dando muy buenos resultados. Las intervenciones quirúrgicas están limitadas con el fin de reducir los riesgos quirúrgicos, así como las cicatrices residuales.