• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La medicina alternativa utiliza el poder curativo de los hongos transformándolos en un sistema terapéutico.
Históricamente los hongos han sido utilizados como fuentes de distintas medicinas para el tratamiento de una gran cantidad de enfermedades, siendo practicada este tipo de medicina alternativa principalmente en Asia, lugar donde existen gran variedad de especies de hongos.
Los hongos son considerados probióticos, ya que tienen la característica de combatir las enfermedades logrando que nuestro sistema inmune funcione de forma correcta. Su gran variedad hace que podamos consumirlos terapéuticamente como ingrediente de una serie de comidas muy agradables.
Entre las propiedades terapéuticas más importantes pueden mencionarse la prevención de la arterioesclerosis y la hipertensión arterial, alivio de fatiga, estreñimiento y aumento de la longevidad y la potencia sexual.
Como propiedades nutriciLa micoterapia, el uso curativo de los hongos 1onales los hongos poseen proteínas, lípidos, carbohidratos, vitamina B1, B2, vitamina C y una gran cantidad de minerales.
Los hongos han sido utilizados como alimento, como fuerte alucinógeno y hasta como un arma mortal existiendo varios escritos donde se menciona su uso como remedio para el tratamiento de enfermedades. En China y Japón se conocen una gran cantidad de especies que se utilizan desde hace miles de años para el tratamiento de enfermedades, en forma de té, tintura y diversos platillos.
En occidente hace poco tiempo que se les ha dado importancia a los hongos desde un punto de vista medicinal para el tratamiento de diversas dolencias. El consumo frecuente de ciertos tipos de hongos puede beneficiar nuestra salud y bienestar general, máxime cuando nos referimos a la prevención de enfermedades.
En los Estados Unidos comenzaron a cultivarse en 1900 los hongos Pleurotus, que son conocidos comúnmente como “setas” pasando también a su cultivo en México en 1974, pero su popularidad fue insignificante, a pesar que su consumo en China es amplio y en Europa también, mayormente en España e Italia, países en los que se ha desarrollados una inmensa industria alrededor de su producción.
Este tipo de hongos tiene un gran valor nutricional y contiene un alto porcentaje de carbohidratos, que no son del tipo de los almidones (los que hacen subir de peso), poseen también, fibra dietética como quitina, que absorbe con facilidad las grasas en el tracto digestivo.
Estas “zetas” tienen una moderada cantidad de proteína de alta calidad, con los aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales, por ello se los puede clasificar junto con las verduras mas nutritivas y justo por debajo de las carnes.
Hoy en día se ha reportado el uso de algunas especies de Pleurotus, con fines terapéuticos, entre éstas podemos mencionar  las siguientes:

  • Pleurotus smithii, P. Ostreatoreosus y P ostreatus: Para el tratamiento de la hipertensión, como diurético, en la reducción del colesterol y como afrodisíaco.
  • Pleurotus tuber-regium: Se utiliza mezclado con una serie de plantas medicinales, para el tratamiento de enfermedades, como dolores de cabeza, fiebre, resfriados, asma, hipertensión arterial, padecimientos del sistema nervioso, dolor de estómago y estreñimiento.

El cuerpo de los Pleurotus o setas, que es la parte comestible, es una excelente fuente de proteína debido a que en su contenido se encuentran todos los aminoácidos esenciales donde los que predominan son la alanina, el ácido glutámico y la glutamina.
El Pleurotus ostreatus, en particular, tiene un contenido elevado de carbohidratos de 57% y 14% de fibra cruda, de los cuales el 47% es fibra dietética y entre los carbohidratos que contienen dichos hongos, se encuentran pentosas, hexosas, sacarosa, alcoholazúcares, azúcares-ácidos, metil- pentosas y aminoazúcares como la quitina.
También, el Pleurotus ostreatus contiene del 3 al 5% de lípidos en peso seco y tiene además, una buena cantidad de esteroles, Ergosterol es el mas importante en alrededor de un 70% del total.
Asimismo, todos los hongos  son una fuente de “tiamina” (Vitamina B1), “riboflavina” (vitamina B2), “niacina, biotina y ácido ascórbico” (vitamina C). Además como absorben los minerales que contiene el suelo donde son cultivados,  tienen gran cantidad de fósforo y potasio, y calcio en menor medida.
Siendo muy conocida por todos la herboterapia, donde son las plantas las que tienen el papel protagónico a la hora de curar dolencias, los hongos a través de la micoterapia han aportado a la industria farmacéutica una nueva fuente de salud, que muchos científicos visualizan como las drogas del futuro, por ello se puede pensar que el consumo de hongos tiene una tendencia a incrementarse de forma significativa en los próximos años.