• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El Body Pump es la actividad fitness más cercana al Body Building: la finalidad es la de reforzar la musculatura, y quemar un alto número de calorías, utilizando movimientos de musculación, ejecutados sobre un fondo de música rápida. Sin duda se trata de una técnica de fitness que más influenciada está por la musculación.

El Body Pump necesita utilizar barras y pesas para desarrollar armoniosamente la musculatura, al igual que ciertas capacidades cardiovasculares. Esta idea de utilizar pesas ha influido en la creación de otras técnicas similares: por ejemplo el Body Blitz, cuya principal diferencia con el Body Pump es el ritmo menos agresivo. La duración de las sesiones es menor pero la intensidad es más importante.

Las clases se basan en la utilización de movimientos de base de la musculación. En total, son 8 ejercicios, que se trabajan durante 5 a 7 minutos, con una música diferente cada vez para darle ritmo a la sesión.

La práctica del Body Pump 1Las pesas deben adaptarse al nivel de cada deportista: cada cual es libre de escoger las suyas. Es un medio sencillo de aumentar la dificultad e ir progresando al hilo de las clases.

La intensidad es muy variable, incluso las personas que nunca hayan practicado este tipo de deporte, podrán realizarlo sin problemas. Las personas con sobrepeso tienen aquí un buen medio para quemar calorías, puesto que el desgaste energético es importante, y el trabajo muscular es ideal para moldear la figura.

Las personas con problemas de espalda y que deben fortalecer la musculatura, encontrarán en el Body Pump una manera eficaz de conseguir sus objetivos. En caso de duda, pedir consejo a vuestro médico. Esta técnica no debería ser practicada por aquellos que tienen problemas de tendinitis.

El Body Pump es perfecto para ejercitar la musculación armoniosa del cuerpo en su conjunto, la coordinación, y la pérdida de la capa adiposa. Además, se aprenden posturas correctas para levantar pesos, y el refuerzo general del cuerpo.

Las clases duran una hora: 5 minutos de calentamiento al comienzo de la sesión. Si practicáis esta técnica de fitness de manera intensa, tener en cuenta que debéis dejar un tiempo suficiente entre cada sesión para recuperaros del todo.

Cuidados a tener en cuenta: atención a las lesiones, es importante que realicéis los movimientos perfectamente, y uséis las pesas que se correspondan con vuestro propio nivel. Usando pesas con más kilos de la cuenta, corréis el riesgo de haceros mucho daño.