• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Cada día nos encontramos a más gente que piensa que las abdominales aparecerán solas, o que bien, si fuerzan suficiente esta zona muscular, pueden lograr esos magníficos pack six o tabletas de chocolate que tan de moda están y que tanto éxito tienen en la playa.
Llegamos a marzo, muchos se empiezan a plantear la operación bikini, y quieren poner su cuerpo a punto para esas bonitas fechas estivales. Lejos de esto, otros intentan sobrecargar y matar su cuerpo con ejercicios y practicas más bien contraproducentes para este objetivo.
Las abdominales no aparecen solas 1Realizar cada día 300 o 400 abdominales no garantiza para nada que tengamos un dorso liso y preponderoso, más bien garantiza que nuestra zona abdominal se acostumbre a esa carga y no se desarrolle.
Debe quedarnos claro que entrenar abdominales entra en los tópicos y nociones básicas de entrenamiento que cualquier otra parte del cuerpo. Por tanto, nuestros músculos también tienden a la periodización y a memorizar movimientos. Con esto quiero decir, que con unas 50 abdominales cada dos días, puedes conseguir los mismos efectos, más si las combinas con diferentes posturas y ejercicios, para que tu cuerpo no se acostumbre y las siga desarrollando.
Pero con esto no hay suficiente, para estar guapo hay que sufrir, y lo mejor para las abdominales, o más bien para marcarlas, es terminar con la capa de grasa que justamente tenemos por encima y que es la que no permite que se vean claramente marcadas. Para esto no hay secretos, y deberemos cuidar nuestra dieta para reducir esa barriga.
Aún así, dos consejos prácticos serian reducir nuestro consumo de gases (como la coca-cola o pepsi) y ante todo el alcohol, el gran destrozador de cuerpos.
Con una dieta medianamente equilibrada, un ejercicio cardiovascular regular (con una hora de footing/running dos veces a la semana hay suficiente) no tendríamos problemas para ir reafirmando nuestro cuerpo poco a poco.
Pero no nos engañemos, los resultados no vendrán pronto, por eso mismo debemos empezar hoy mismo nuestro entrenamiento. Aunque antes de nada, iría bien diseñar uno con otros elementos a conjunto. Recordar que no hay nada peor que basar todo tu entrenamiento en querer tener abdominales, con ese inicio mal vamos.