• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Todos nos hemos levantado alguna vez de la cama con la sensación de no haber dormido bien. A veces son las preocupaciones, otras el cansancio pero, a fin de cuentas, todos acarreamos una serie de problemas que nos impiden descansar convenientemente. Las consecuencias son visibles al día siguiente: unas ojeras de espanto.
Si pasamos el dedo por encima de la piel que circunda los ojos, nos damos cuenta que es mucho más fina que la de otras zonas de la cara. Al decir fina estamos diciendo frágil.
Esta zona es mucho más sensible a las agresiones, tales como la contaminación, el tabaco, o el alcohol. Las ojeras se producen porque en esa zona, por debajo de los ojos, hay infinidad de venitas capilares que, cuando están mal irrigadas, se transparentan a través de la fina piel que está junto a los ojos.
Las ojeras de los hombres 1El estrés y el cansancio son dos de los elementos fundamentales que provocan las ojeras, puesto que ralentizan la circulación sanguínea.

¿Cómo evitar la aparición de ojeras?

Para prevenir la aparición de las ojeras es muy importante que tengamos buenos hábitos de vida. Se trata de evitar todo lo que pueda favorecer la acumulación de sangre en la zona de los contornos de los ojos: el tabaco, el alcohol, o el estrés.
Otro método eficaz de prevención es un buen descanso nocturno: se recomienda dormir unas ocho horas de media. Normalmente, durante un largo período de inmovilidad, el drenaje corporal se efectúa sin ningún tipo de problemas.
Lógicamente, tras una noche de descanso real y efectivo, las ojeras no tienen por qué aparecer. Pero, en el caso de que sean visibles, no hay que preocuparse en exceso. Existen métodos muy eficaces para cubrirlas o disimularlas, sin que se noten.

Algunos métodos de prevención

Antes de ir a la cama, debemos acordarnos de meter un bol de agua fría en la nevera, o incluso en el congelador. A la mañana siguiente, cuando descubramos la aparición de ojeras, debemos empapar un trozo de algodón para cada ojo, en el agua fría que habíamos reservado la noche anterior. Colocamos los algodones sobre los ojos, durante cinco o diez minutos. Si somos capaces, podemos, incluso frotar la zona del contorno de los ojos con un hielo. El frío consigue descongestionar la piel y favorece la circulación de la sangre.
Para obtener un mejor resultado, lo ideal es utilizar una crema para el contorno de los ojos, específicamente diseñada para reparar las ojeras. Este cosmético se debe aplicar sobre la zona dañada antes de extender cualquier otro tipo de crema hidratante.
Se aconseja, incluso, poner algo de este mismo producto sobre los párpados. Con eso evitamos la hinchazón de la piel que cubre los ojos. Estas cremas anti-ojeras tienen propiedades descongestionantes, y son muy eficaces a la hora de eliminar las bolsas de debajo de los ojos. Por otro lado, también favorecen la circulación sanguínea de la zona.
El resultado: el color típico de la piel, ocasionado por el mal drenaje de los capilares de la zona, se atenúa bastante. No olvidemos que es ese color de las ojeras el que nos da el aspecto de cansados.
También podemos optar por maquillar la zona de la ojeras, tapando así el color de las mismas. Algunos hombres son reticentes todavía a la hora de utilizar un maquillaje facial y, sin embargo, los efectos obtenidos pueden ser fantásticos. En este caso, el tono del maquillaje que apliquemos tiene que ser más claro que el color natural de nuestra piel.
La mejor forma de aplicar este tipo de cosméticos es a base de golpecitos con el dedo, hasta que veamos que la rojez y el color de las ojeras va desapareciendo. Lo ideal sería que nos diéramos una base de maquillaje por toda la cara, siempre del mismo tono del color de la piel facial.