• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Una tendencia que estamos percibiendo en estos últimos años en cuestión de lencería masculina, es la de la ropa interior transparente. No sabemos muy bien si esta moda también forma parte de la tendencia femenina. Lo que es claro es que los hombres, aunque el estilo todavía no se haya democratizado, empiezan a decantarse por este tipo de modelos de ropa interior.

En cuanto al objetivo de un estilo tan particular, visto que los hombres se inclinan mayoritariamente por las características funcionales como son el confort y la cuestión práctica, hay ciertas preguntas que se plantean con relación al porte de una lencería transparente

La concepción de la lencería transparente

Todos los cortes y casi todos los modelos de lencería masculina pueden presentar este tipo de diseño. Encontramos de todo tipo en los catálogos online, boxers, slips, e incluso tangas. Por el contrario, no se ve bien unos calzones transparentes, a pesar de que también se podrían hacer. Por otro lado, incluso si la transparencia es total en ciertas creaciones más atrevidas, suele ser bastante relativa en la mayoría de prendas de ropa interior masculina. Concretamente, cuando no son colores intensos y los estampados disimulan el efecto, es la estructura de las mallas. También existen modelos donde ciertas partes son opacas.

Boxer transparente

Hablando de estilo, solo este lado ultrasexy diferencia la lencería masculina transparente de modelos que no lo son. Sin embargo, los creadores encuentran cada vez más ideas para ofrecer un diseño diferenciador en la ropa interior transparente para hombre.

Se habla en muchos foros. Los hay que están a favor y los hay que están en contra. Algunos incluso ponen en cuestión el lado viril de la ropa interior, y otros confirman que no tiene nada de cómoda y que tampoco favorece el bienestar masculino. Por el contrario, muchos hombres se sorprenden por el efecto de ligereza y oxigenación que los slips, boxers y shortys transparentes ofrecen. Igualmente, la ropa interior transparente para hombre se adapta a cualquier tipo de ropa. Desde ese punto, la mayoría de aquellos que han probado este tipo de ropa transparente no encuentran demasiada diferencia con relación a la ropa interior tradicional.

La ropa interior más cómoda

Para algunos hombres, la ropa interior más cómoda es no llevar nada puesto. Para muchos hombres, hoy en día, ponerse ropa interior es algo incómodo por muchas razones, impide que las partes íntimas respiren, e impide igualmente moverse con total libertad. Además en muchos casos es un factor de eyaculación precoz.

Al igual que el estilo y el diseño, el confort suele ser un punto bastante importante a la hora de escoger una prenda de ropa interior. Todo el mundo tiene su punto de vista con relación al bienestar. Si algunos hombres están a gusto llevando los glúteos al aire con un tanga otros por el contrario se siente mejor llevando un slip vintage.

En cualquier caso, casi ningún hombre se queja de lo que el boxer aporta en términos de facilidad de movimiento, de estabilidad anatómica, etcétera. Pero existen criterios comunes para calificar la ropa interior de cómoda, que no provoque picores, que no limite los movimientos, y que se pueda llevar con cualquier tipo de ropa. La calidad del tejido es indispensable para asentar el carácter cómodo de la ropa interior.

Todas las marcas dicen disponer de la lencería masculina más cómoda del mercado. Pero evidentemente, siempre todo depende de la receptividad y de la concepción del usuario. En cualquier caso, tras el antiguo slip de corte vintage que siempre tiene algo que decir, es el boxer el tipo de ropa interior masculina que los hombres prefieren en términos de confort.

Para variar un poco, los diseñadores lo declinan en una multitud de cortes, shorty, mini boxer, boxer largo, etcétera. Cuando para algunos hombres el confort rima con ligereza y flexibilidad, también pensamos en el calzón moderno, y concretamente en el calzón flotante.