• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Todos los días deberíamos cuidar la salud del hígado. Para ello vamos a presentar diferentes alimentos purificadores que pueden dividirse en dos grandes categorías.

La primera categoría está compuesta de alimentos que son capaces de desintoxicar este órgano tan importante del cuerpo. La segunda concierne a alimentos que optimizan sus funciones más básicas.

Para tener energía a diario, es fundamental mantener un equilibrio en los alimentos que consumimos. Esto nos permite igualmente tener un hígado en buena salud.

La remolacha roja

La remolacha roja actúa como un tónico purificador de la sangre. Gracias a este alimento, podemos desintoxicar y depurar el hígado de manera muy eficaz. Permite eliminar todos los elementos pesados que tienen tendencia a afectar a la salud hepática.

Cuerpo delgado

Si se sigue en tratamiento medicamentoso, conviene saber que los productos farmacéuticos contienen normalmente este tipo de sustancias, que tienen por mal hábito acumularse en el hígado.

No dudéis por lo tanto a la hora de beber, cada mañana, un zumo natural de remolacha roja. También conviene preparar un zumo bien concentrado, o combinarlo con zanahoria.

El ajo

Comenzar el día consumiendo un diente de ajo en ayunas es una idea excelente. La alicina contenida en el ajo, permite optimizar los procesos de desintoxicación del hígado. El ajo permite igualmente al organismo depurarse. Además, actúa como un excelente antibiótico natural. Si tenéis mal aliento después de haber consumido ajo, no dudéis en masticar algunas hojas de menta fresca.

La cebolla

Se trata de otro antibiótico natural que se debería consumir todos los días. La cebolla es rica en compuestos sulfurosos, que permiten al hígado depurarse de metales pesados como el mercurio. Se recomienda consumir pequeñas cantidades de cebolla cruda todos los días, en ensalada por ejemplo.

El brócoli

Es importante precisar que todas las verduras crucíferas como el brócoli, la coliflor o la col verde, son ricas en sustancias químicas que neutralizan la acción de muchas toxinas que tienen tendencia a acumularse en el hígado.

Gracias al brócoli, y a los glucosinolatos que contiene, se ayuda al hígado a mantenerse en buena salud, estimulando su desintoxicación.

El agua templada de limón

Recomendamos consumir con frecuencia un vaso de agua templada con limón cada mañana, porque este buen hábito permite una depuración eficaz de todo el organismo. Pero eso no es todo, el agua templada con limón estimula la producción de bilis, mejora los movimientos intestinales, permite fortalecer el sistema inmunitario.

La alcachofa

La alcachofa es uno de los mejores alimentos para perder peso y cuidar la salud del hígado. Permite desintoxicarlo pero igualmente mejorar sus funciones y regenerarlo, gracias a las enzimas de las vitaminas que contiene.

La alcachofa es una verdura excelente para el hígado y también para la vesícula biliar. Permite mejorar la digestión, depurar las grasas y reparar el hígado poroso o graso. También combate el estreñimiento, y para beneficiarse de sus propiedades, se puede consumir hervido, con un poco de limón y aceite de oliva, y también se puede beber el agua procedente de la cocción.