• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El Burpee es un ejercicio completo que imita el salto de la rana. Para algunos se trata del ejercicio último del full-body. No es extraño que lo encontremos en los entrenamientos de los deportistas de Crossfit, en los equipos de fútbol americano, o en los programas de los ejércitos de elite. Con un solo movimiento, se puede testar la fuerza y las capacidades de resistencia.

Los beneficios del Burpee

El ejercicio de Burpee consigue que se trabaje y se refuerce todo el cuerpo. En cada repetición, se solicita el pecho, los brazos, los hombros, los muslos, los glúteos, y los abdominales. Sus variantes son todavía más completas, sobretodo si los alternamos con flexiones y/o tracciones.

Se trata de uno de los mejores ejercicios para quemar grasas: se solicita un máximo de masa muscular, al tiempo que se realiza un ejercicio particularmente intenso. Los estudios muestran que este tipo de ejercicio quema mucha más grasa que los ejercicios convencionales. Acelera el metabolismo, lo que ayuda a quemar calorías. Si vuestro objetivo es el de secar los músculos y hombre desnudo en cuclillasdefinirlos, sería bueno incluir los Burpees en vuestra rutina deportiva.

Son muchos los hombres que se pasan horas y horas en un gimnasio para esculpir abdominales y bíceps. Los Burpees desarrollan la condición física y la resistencia, unas capacidades que son importantes y casi siempre inexistentes entre los bodybuilders.

Para las práctica de los Burpees no es necesario acudir a un gimnasio, ni tener ningún tipo de material específico. Este ejercicio se puede practicar en cualquier parte. Lo único que se requiere es el cuerpo, el suelo y ganas de trabajar.

Ejecución del ejercicio

El Burpee es un ejercicio muy sencillo que os resultará agotador con sólo algunas repeticiones. Para la correcta realización del Burpee, se deben seguir las instrucciones siguientes: comenzar el ejercicio en la posición del squat, con las manos colocadas delante del cuerpo, sobre el suelo.

Desplazar los pies hacia atrás, de manera a colocarse en posición de realizar flexiones. Volver a colocar los pies hacia adelante, para recuperar de nuevo la posición de squat. Saltar lo más alto posible, desde la posición de squat.

Para beneficiarios de las ventajas del Burpee, se deben realizar estos ejercicios rápidamente, encadenando cada etapa. Os hará falta algo de tiempo hasta conseguir automatizar el ejercicio, pero el entrenamiento merece la pena.