• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

En un buen entrenamiento de bíceps, nunca puede faltar el ejercicio del que vamos a hablar a continuación. El curl concentrado.

El nombre en sí mismo ya evidencia las características del ejercicio; un movimiento de aislamiento muscular, en el que el bíceps es el único protagonista.

Después de hacer trabajado con la barra y curl alterno, en los que hemos manejado peso libre y las mancuernas, interesa un ejercicio más amable en su ejecución, pero igual de efectivo.

Curl de bíceps concentrado

El modo de realizar dicho ejercicio es bastante sencillo. Sentados en un banco, colocaremos nuestras piernas separadas entre sí, unos 45 grados, y tomaremos una mancuerna, con el brazo derecho para empezar, por ejemplo.

Inclinando levemente el tronco (con la espalda recta) hacia delante y hacia la pierna derecha, el brazo que porta la mancuerna, estará totalmente extendido hacia el suelo, de manera que el codo esté tocando el muslo.

Este último detalle es muy importante, toda vez que al apoyar el codo, el brazo estará bloqueado durante el movimiento, y evitaremos el balanceo, logrando así un mayor aislamiento del bíceps.

Mientras, el brazo que descansa (el izquierdo, en nuestro caso), queda a libre elección. Se puede optar por apoyarlo, sobre el muslo izquierdo, o bien, agarrar el bíceps del brazo que está trabajando.Hay que ser estrictos con la posición del codo

Algunos opinan que esta última opción, contribuye a un cierto desequilibrio del cuerpo cuando se está ejecutando el ejercicio.

Una vez tomada la postura correcta, se trata del alzar la mancuerna, hasta que noteis la máxima tensión en el bíceps. Al llegar a ese punto, se deja caer la mancuerna, siempre reteniéndola, para manetener esa tensión, y evitando soltarla de golpe.

Como ejercicio de concentración, se presenta como el idóneo para lograr una congestión del bíceps al cien por cien, gracias al aislamiento que proporciona.

Músculos involucrados

Aparte de la congestión que sentireis en los antebrazos, como resultado del agarre, ningún músculo más está implicado dentro de este ejercicio.

De hecho, el resto del cuerpo se encuentra en una postura totalmente relajada, y ausente de tensión.

Errores más frecuentes

El hecho de apoyar el codo, es, principalmente, el factor en el que más debemos incidir en este ejercicio. No basta con extender el brazo hacia el suelo y dejarlo colgando, y empezar a hacer el ejercicio.

Si lo hiciéramos de esa manera, correríamos el riesgo de estar levantando la mancuerna con todo, o casi todo el brazo, y no solo con el bíceps.

El efecto deseado, se consigue cuando, el movimiento solo lo realiza el antebrazo.

Por otro lado, bajar demasiado el brazo y apoyar el tríceps en lugar del codo, tendría un efecto parecido al que acabamos de describir, por tanto, hay que insistir en la colocación del codo como parte primordial del ejercicio.

El curl concentrado es lo suficientemente accesible como para permitir mover pesos considerables, así que no hay que perder esa oportunidad que nos brinda.

A modo de conclusión, como comentábamos al principio, el curl de bíceps concentrado, será el punto final adecuado tras manejar barra con peso libre y mancuernas. La sensación de congestión será igual o mayor, pero con una dificultad relativamente menor.