• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Todo el mundo sabe que con la edad, el cuerpo se va ensanchando, y se pierde definición y masa muscular. Pero, a pesar de esta regla inquebrantable de la vida, siempre se puede realzar el cuerpo, siguiendo unas normas básicas muy fáciles de aplicar en el estilos de vestir hombre.

Camiseta, camisa: la prenda ideal

Para los hombres que ya tienen unos kilos de más, o que son más bien corpulentos, es prioritario que dejen de lado los modelos ceñidos, y los cortes entallados.

No obstante, los estilos de vestir hombre se pueden encontrar cortes ajustados, combinando elegancia y comodidad. Basta por decantarse por ropa entallada a nivel de la espalda, pero olgada por la parte delantera. También se deben evitar los materiales con brillo (el satén, la seda… en cualquier caso, la camisa de seda está superada) puesto que el estilo “brillos” ayuda a realzar las curvas, y justamente se trata de evitar esto.

Lo mejor es decantarse por ropa de un solo color, 100% algodón, concretamente en negro, puesto que se trata de un tono que adelgaza.

Hombre de corbata y chaquetaAl mismo tiempo, se deben dejar de lado la ropa que muestra con descaro el logotipo de la marca, y las rayas horizontales. Todo esto ofrece volumen y no le hace ningún favor a la silueta. Para las camisetas y los chalecos, conviene dejarlo de lado todo lo que va ceñido, con costuras laterales. Sin embargo, se puede optar por cuellos pequeños para las camisas. Este reduce el cuello y alarga la silueta.

El corte del pantalón

Los estilos de vestir hombre slim y pitillo no están hechos para los hombres corpulentos. Conviene darle prioridad a los cortes rectos o ligeramente vaporosos.

El estilos de vestir hombre de talle alto no se recomienda tampoco, porque ofrece una sensación poco estilizada. La talla “normal” que se debe llevar es la baja. ¿Por qué? Porque no aplasta el vientre y no desplaza los michelines de manera aleatoria por dentro del pantalón.

Para luego “camuflar” el conjunto, se debe optar por una camisa ajustada metida por dentro, o por una camiseta de corte recto, por encima del pantalón. También se debe llevar un cinturón para romper la silueta, y dividirla en dos.