• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Se trata de una prenda indispensable desde hace algunas temporadas y lo va a seguir siendo durante algunos años. La camisa vaquera comienza poco a poco a imponerse como algo necesario en el dressing masculino. Pero quizás, antes de nada habrá que saber cómo llevarla. Veamos algunas nociones de base que se deben adquirir para evitar cometer errores a la hora de lucir una camisa vaquera.

La mezcla de materiales

Es lo mejor cuando se quiere realzar esta prenda de vestir. ¿Por qué? Respuesta fácil: permite diferenciar bien la ropa que compone vuestro look. Simplemente hay que evitar llevarla con unos pantalones tipo jogging en jersey (o con un pantalón de deporte). Los dos estilos se oponen radicalmente.

Incluso si estáis en la tendencia de lo “experimental” y de romper con las normas, no conviene abusar. Por el contrario, un pantalón de tela de algodón irá muy bien con esta camisa vaquera. Se debe dejar de lado el terciopelo para realzar otras materias más fluidas como el algodón o la malla para la parte de arriba.

La camisa vaqueraA nivel de las cazadoras, las restricciones son menores. Habrá que tener cuidado con los estilos de cada prenda. En todo caso, con esta combinación, no se cometen grandes errores de gusto. Es preferible llevar ropa de cuero o cazadoras tipo bombardero o universitario, el famoso teddy. Los zapatos son “cooperativos”: ningún tipo de prohibición.

El total look vaquero

Llevados correctamente y bien combinados unos jeans se pueden usar en un total look. Basta con respetar la armonía de colores y de contrastes. Se debe evitar llevar el oscuro con el oscuro, y el claro con el claro. El monocolor puede contrastarse con un cinturón llamativo (camel, blanco, verde…), puesto que la cuestión está en evitar el azul si el pantalón y la camisa son de esta misma tonalidad. Demasiados matices de azul matan el color y sobretodo no permite realzar la silueta.

Una camiseta blanca, negra o gris es un pequeño truco para realzar la tela vaquera. Por último, conviene evitar las prendas de colores que corren el riesgo de disipar un look “jean attitude”.