• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Todo el mundo sabe que la moda está continuamente de vuelta. Un ejemplo claro es el de los náuticos, que vuelven con fuerza desde que la tendencia retro se ha instalado en nuestros fondos de armario.

¿Quién no tuvo en su día un par de náuticos? Unos Docksides, quizás para los incondicionales de Sebago. Un tiempo pasado, salvo para los marineros que se suelen reír por lo general de los efectos de la moda, y que ahora vuelven otra vez, pero adaptados al estilo preppy. No cabe duda de que los náuticos transmiten cierta idea de lo casual, pero chic a la americana.

La historia de los náuticos

Si el Docksides de Sebago es para muchos la referencia del náutico por excelencia, la historia en realidad comienza con Sperry Top Sider. En 1935, Paul Sperry tuvo la idea de crear un zapato para hombre antideslizante con una suela especial para permitir una buena adherencia sobre un suelo mojado. ¿Su inspiración? Su perro, con sus patas perfectamente adaptadas para andar sobre superficies húmedas.

CalzadoSperry, acababa de inventar el primer calzado adaptado al puente de los barcos. Sperry Top Spider es pues una marca icónica en los Estados Unidos, pero también presente en Europa.

Los náuticos para ciudad

El éxito de los náuticos es el haber convertido a personas que jamás han puesto un pie en un barco. Ligeros, cómodos, fáciles de quitar, y pudiendo llevarse sin calcetines, los náuticos tuvieron su boom en el mundo de la moda.

Más que su lado marinero, es sobre todo su espíritu desenfadado y chic lo que más destaca. Todas las grandes marcas tienen un modelo náutico. Para los puristas, las marcas de referencia son: Sperry Top Sider, Sebago Docksides, Timberland Classic Boat, y Botalo.

Si bien es verdad que los sneakers han invadido las calles, los náuticos están en disposición de hacerse con la ciudad en esta primavera. No hay duda alguna, es el momento de salir a comprar unos náuticos, puesto que la mente ya se encuentra en los días de sol y altas temperaturas.