• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Si con frecuencia os encontráis cansados, estresados, enfermos, quizás estéis sufriendo una carencia en oligoelementos. ¿Cuáles son los alimentos que los contienen, y cómo evaluar las necesidades del organismo en particular?

Cada día, el organismo necesita una serie de oligoelementos en pequeñas cantidades (de ahí su nombre griego «oligo» que significa «poco»). Se trata de minerales esenciales para la vida, que contribuyen a la renovación de las células y de los tejidos. Los oligoelementos refuerzan el sistema inmunitario y ayudan a prevenir posibles infecciones.

Entre los diferentes oligoelementos, hemos retenido los más importantes como el cobre, el cinc, el iodo, el flúor, el cloro, el cobalto, el selenio, y el manganeso. Todos estos elementos están presentes en la alimentación. Para evitar las carencias, se debe equilibrar correctamente cada comida.

Los oligoelementos en la dieta mediterránea 1El selenio es el oligoelemento estrella del momento. Está presente en los mariscos, la carne, el ajo, los cereales integrales (trigo, avena, centeno), germen de trigo, judías pintas, y judías blancas, macadamia, pistachos y pipas de girasol.

También posee diversas virtudes cuya acción antioxidante es importante, puesto que ayuda a reforzar la inmunidad. Cada día se debe consumir un mínimo para mantener la salud, es decir dos o tres de los alimentos citados anteriormente.

El cobalto se encuentra en los mariscos, la carne, y la leche, los cereales integrales, las legumbres, la col, y las verduras con raíces, el hígado, la yema del huevo, el pescado, las lentejas, las zanahorias, los albaricoques, las cerezas… El cobalto es un compuesto de vitamina B12, esencial para el sistema nervioso, y favorece el desarrollo de los glóbulos rojos.

El cobre está presente en el hígado, los cereales, las avellanas, el chocolate y los mariscos. Una carencia puede conllevar una anemia y ciertos problemas de huesos.

El hierro se encuentra en la carne, el hígado, la casquería en general, los huevos, las legumbres secas… Está recomendado para personas anémicas y en mujeres encinta. Garantiza el buen funcionamiento de los glóbulos rojos.

El flúor es un mineral, que se encuentra en el agua, y sobre todo previene las caries.

El manganeso está presente en los frutos secos, el germen de trigo, las ostras, las verduras verdes, los granos de arroz, los granos de soja, los huevos, el aceite de oliva. Este mineral previene la artrosis, las alergias y aumenta el tono vital.