• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Lo primero de todo es no disminuir la tasa calórica de manera brusca, puesto que al final se pierde peso, pero también masa muscular. Se debe bajar de peso de manera progresiva, o lo que es lo mismo, ir disminuyendo progresivamente el aporte alimenticio. En cuanto a los porcentajes, si se quiere adelgazar y limitar la pérdida de masa muscular, estos son los datos: 30% de calorías procedentes de las proteínas, 20% de lípidos y 50% de glúcidos.

Ingerir proteínas de calidad

Si sois principiantes en cuestiones de musculación, y que no sabéis mucho de nutrición, es importante informarse sobre la cuestión de las proteínas, para estar sensibilizado sobre la importancia de éstas cuando se realiza un régimen al tiempo que se practica una actividad de musculación. Para vuestro régimen, y el secado muscular, se deben comer proteínas de calidad en hombre midiendo abdomencada comida, y variar las fuentes para maximizar la absorción. Por ejemplo, se pueden completar las proteínas animales con proteínas vegetales procedentes de las féculas de las legumbres. Es bueno conservar un aporte elevado de proteínas, pero sin ser excesivo.

Hidratos de carbono complejos

Se deben disminuir los glúcidos de manera progresiva, pero no suprimirlos a largo plazo, para no perder fuerza en las actividades cotidianas, y durante el entrenamiento deportivo. Los azúcares simples se pueden consumir por la mañana, en el desayuno, y después del entrenamiento, para acelerar la recuperación y reconstruir el glicógeno. Conviene ajustar este aporte en función de la intensidad de la sesión.

En función de los resultados del régimen, habrá que ajustar este parámetro, es decir aumentar los glúcidos lentos que tienen un índice glicémico bajo, en el caso de una pérdida excesiva de peso, o disminuirlos en caso contrario.

Es preferible reducir el consumo de glúcidos por la tarde para evitar que se acumulen en forma de tejido adiposo. La cena debe ser rica en proteínas y débil en glúcidos.

Finalmente, la exclusión total de grasa puede ser perjudicial para la salud. Se deben comer suficientemente para evitar cualquier tipo de carencia. Es preferible el aceite rico en ácidos grasos esenciales, y no comer nunca por debajo de un 10% del aporte calórico.