• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La alimentación es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo, a través de ella le proveemos de todas las sustancias requeridas y mantener una dieta balanceada es uno de los principios del estilo de vida saludable.

Alimentarnos bien redunda en beneficios para el cuerpo, entre ellos, mantenernos durante mas tiempo sanos y jóvenes; según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, la deficiencia de magnesio en el organismo acelera el envejecimiento celular y aumenta el riesgo de enfermedades relacionadas con el edad.

Los investigadores del Children´s Hospital Oakland Research Institute en California, investigaron los efectos a largo plazo de cierta deficiencia de magnesio en fibroblastos humanos, células que dan un marco estructural a tejidos del organismo. El equipo cultivó las células durante toda su vida útil, tres o cuatro meses, para reproducir los efectos de la falta de magnesio. Las células sobrevivieron y se dividieron normalmente, pero las de poco magnesio parecían envejecer más rápido en comparación con las que tenían una concentración normal de esa sustancia.

De acuerdo con los científicos, las consecuencias celulares de la falta de magnesio, podría conducir al desarrollo de enfermedades. Una dieta pobre en magnesio puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, osteoporosis e hipertensión.

alimentos saludables

Alrededor del mundo, especialmente en los Estados Unidos, muchas personas podrían sufrir deficiencia de magnesio; la solución es sencilla, incluir en la comida diaria alimentos como espinaca, granos sin refinar y frutos secos. Son excelentes para proveernos de este mineral las frutas y verduras como bananas, albaricoques secos, aguacate, nueces, almendras, anacardos, arvejas, frijoles, productos de soya como harina de soya y tofu y los granos enteros como arroz integral y mijo.

Además una taza al día de NESCAFÉ Vitalissimo Con magnesio con leche te proporciona la cantidad adicional de magnesio que necesitas mientras te ayuda a reducir el cansancio y la fatiga al tiempo que saboreas y disfrutas de tu NESCAFÉ.