• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

¿Cansado de tener una piel grasa? Conviene saber que las recetas caseras para confeccionar mascarillas pueden regular el exceso de sebo, responsable de muchas molestias. Descubre la mascarilla casera a base de arcilla fina para una piel completamente mate y unos buenos cuidados del rostro.

Mascarilla de arcilla fina para regular el exceso de sebo

¿Tener la piel grasa es una fatalidad? ¡No! Hay muchos remedios para evitar que la piel brille. Las pieles grasas son muy frágiles ya que reaccionan a las agresiones de manera desproporcionada. Esto hace que produzcan demasiado sebo, lo que dificulta un tanto la renovación adecuada de la epidermis. Como resultado, la piel se vuelve más gruesa y produce más sebo, sustancias grasas esenciales para la protección de la piel. Las pieles grasas son más propensas a los poros abiertos y a que surjan problemas de espinillas.

Por matificar una piel grasa, tenemos que encontrar el método que regule y absorba el exceso de sebo, dando a la piel su tono y brillo natural. ¿Por qué no probar la receta de mascarilla casera a base de arcilla fina para cuidados del rostro?

Matificar la piel grasa con una mascarilla de arcilla fina

  • 2 cucharadas de arcilla fina en polvo
  • Un poco de agua

Rostro hombreMezcla 2 cucharadas de buena arcilla fina con un poco de agua templada hasta formar una masa bastante compacta. Una vez que se obtiene una mezcla homogénea, aplicar la mascarilla directamente sobre el rostro limpio. Dejar reposar 20 minutos y luego enjuagar con agua tibia.

¡Advertencia! Evitar el abuso de mascarillas para cuidados del rostro, ya que puede empeorar las cosas (1 ó 2 veces a la semana, pero no más). La reacción de la piel será la de producir más sebo para tratar de protegerse de este tipo de agresiones.

Los beneficios de la arcilla para la piel grasa

La arcilla es un producto totalmente natural. Es famosa por sus cualidades para absorción las impurezas de debajo de la piel. Su papel consiste en eliminar las toxinas de la piel.

Para la piel grasa, la arcilla puede ser un verdadero aliado ya que es capaz de absorber el exceso de sebo responsable del efecto brillante de la piel. De hecho, la arcilla contiene grandes cantidades de minerales cuya función es absorber el agua. Suaviza, cierra los poros y regula el sebo. La arcilla también es ideal para controlar la sudoración excesiva que puede causar brotes de acné. El uso de la mascarilla de arcilla fina para los cuidados del rostro, conseguirá que la piel esté más suave, y a la vez más clara.