• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Hoy en la sección de montaña hablaremos sobre los complementos que son necesarios para la montaña en invierno. No me refiero a complementos de moda, más bien a los materiales extra que debemos meter en nuestras excursiones, y ante todo ascensiones. Es evidente que los elementos que os voy a describir pueden variar, de nada sirve ir muy cargado para una simple excursión por el bosque, pero si que hay una serie de complementos esenciales que debemos coger por si acaso.

Uno de los principales problemas de la montaña en invierno es la inestabilidad, no solo en el tiempo, también en las horas de luz y en las condiciones del terreno. Las lluvias más frecuentes o incluso la nieve hacen modificar los caminos habituales, así que lo primero que debemos entender, para no tener problemas ni accidentes allá arriba, es justamente que debemos tener un control sobre los elementos en la medida que sea oportuno.

Consejos para un buen uso de la montaña en inviernoVamos con algunos elementos que no debes dejar de meter en la mochila para hacer montaña en invierno, es evidente que a parte de los básicos habituales:

  • Ropa extra: nunca se sabe que frío va hacer, y como cambiará el tiempo, así que un poco de ropa extra siempre va bien. Por supuesto aquí también incluyo un par de calcetines extra, por si cogemos humedad con los que tenemos puestos.
  • Chubasquero y protección para la mochila: también esencial, y que muchos buenos montañeros dejan de lado. Siempre debemos llevar encima, hay que mantener seco nuestro material y comida.
  • Comida extra: de igual forma, si tenemos emergencia es mejor tener algo más de comida extra, la montaña en invierno es terrible en muchos sentidos.
  • Piolet y cuerdas: es una tontería, hasta que lo necesitas, si vas hacer una ascensión con nieve ya es completamente necesario, a parte de una buenas palas si sabes que hay nieve.

Con estos cuatro pequeños pero poderosos elementos, tendrás mucha más protección para hacer montaña en invierno, y de igual forma limitaras posibles accidentes en tus excursiones. No cuesta tanto llevarlos, y aunque pueden ser incómodos cada año mueren montañistas expertos por alguna imprudencia de este estilo, o por mala suerte, que también, por eso mejor prevenir que curar.