• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura
Mens sana in corpore sano 1

Sentirse en forma es una actitud, pero también fruto de un intenso trabajo de entrenamiento en el que, además, de la capacidad física hace falta mucha voluntad y conocer perfectamente el propio cuerpo.

Existen diferentes tipos de entrenamiento para alcanzar el bienestar físico, pero de lo que no cabe duda es de que si se quiere tener un cuerpo bello, escultural y bien trabajado es imprescindible la visita continuada, rutinaria y casi diaria al gimnasio. Además de los ejercicios que se realicen de forma guiada y controlada es importante disponer de toda la información más actualizada sobre suplementos alimenticios, nutrición para el deporte, así como técnicas de entrenamiento que ayudarán a que cada día sea más fácil compaginar la rutina de entrenamientos con la vida diaria, el trabajo, la familia, etc.

Gimnasios en Málaga para todo tipo de entrenamientos

Una de las mejores maneras de ponerse en forma, sin duda es acudir al gimnasio, ya que en los centros deportivos especializados podrán estudiar las características de cada usuario, indicarles los ejercicios más interesantes para el grupo de músculos que quiera desarrollar, informarle sobre distintos tipos de entrenamientos y de rutinas fitness, y, en suma, apoyar desde el principio al deportista para alcanzar sus metas. Siempre habrá gimnasios Malaga cerca del usuario que lo necesite, para que la persona que lo desee pueda utilizar maquinaria fitness de última generación, o asistir a clases colectivas presenciales.

Estos gimnasios en Málaga ofrecen, además, clases virtuales, una forma de entrenar desde casa o desde la oficina en los ratos libres gracias a una aplicación gratuita. Las instalaciones de estos gimnasios brindan una experiencia completa, ya que tras el entreno se puede disfrutar de unas modernas instalaciones en las que hay duchas y taquillas gratis para los usuarios.

Rutinas de entrenamiento para bajar de peso

Uno de los objetivos de las personas que realizan ejercicio es propiciar una pérdida de peso que los haga sentirse mejor consigo mismos y mejorar su calidad de vida y aspecto físico. Existen distintas rutinas de ejercicios para ir perdiendo peso de manera controlada, sana y con pequeños esfuerzos que a la larga alegrarán al usuario.

Por ejemplo, las flexiones, las sentadillas, las rodillas arriba, las zancadas con peso, los jumping jacks son algunos de esos ejercicios que realizados de forma rutinaria durante todos los días ayudarán a moldear el cuerpo y a bajar de peso de forma sencilla y controlada. Se trata de tablas de ejercicios que se pueden hacer durante 20 o 30 segundos cada una. Poco a poco la persona podrá ir alargando estas rutinas o ir repitiéndolas en sesiones de más tiempo.

Además, estas tablas de ejercicio no solo servirán para adelgazar. Una vez que se esté en el peso adecuado, serán perfectas como gimnasia de mantenimiento y para tonificar la musculatura y aportar fuerza y flexibilidad al cuerpo.

Ni que decir tiene que cualquier ejercicio deportivo debe estar acompañado de una alimentación adecuada y si se busca una pérdida eficaz de peso se tendrá que combinar con una dieta efectiva baja en calorías.

Rutinas deportivas para después de una lesión

Tras sufrir una lesión, el deportista debe tener mucho cuidado con los entrenos y deberá dotarse de grandes dosis de paciencia para volver a entrenar como lo hacía antes de su lesión.

Es imprescindible realizar una rutina de calentamiento completo antes de comenzar a ejercitarse con más fuerza. En ese sentido es interesante comenzar con una rutina de ejercicios aeróbicos suaves, así como seguir ejercitando las partes del cuerpo que no estén lesionadas. El estiramiento muscular es fundamental para la práctica deportiva, después de una lesión, lo es aún más.

Aparte de estirar y calentar previamente, es necesario que el deportista conozca cuál ha sido la causa de su lesión para evitarla en el futuro, ya sea un mal calentamiento, poca flexibilidad, descompensación en los entrenos, o cualquier otra causa.