• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Las arrugas son un signo de vejez. Las pieles secas están expuestas a la aparición precoz de arrugas, si las personas afectadas no ponen cuidado y no se toman en serio la posibilidad de controlar su manifestación. Sin embargo, las pieles grasas, son más resistentes ante las arrugas faciales.

Desde el primer momento de su aparición, buscamos la forma de disimularlas o corregirlas. De lo que podemos estar seguros, es de que hasta el día de hoy, ningún experto, ni laboratorio cosmético ha conseguido dar con la fórmula de un producto milagro para impedir el envejecimiento, o detener los signos de la edad.

No obstante, existen productos para el cuidado personal que pueden ayudar a ralentizar la extensión de las arrugas, o retrasar su aparición.

Antes de utilizar este tipo de cosméticos, es bueno someterse a una consulta específica en un centro especializado. Estos Institutos están habilitados para ofrecernos un diagnóstico seguro, y aconsejarnos sobre el tratamiento más adecuado que deberíamos adoptar, puesto que todo producto cosmético debe ser compatible con nuestro tipo de piel.

Método eficaz para combatir las arrugas faciales 1Lo mejor es servirse de productos cosméticos naturales, puesto que no tendrán ningún impacto negativo sobre la piel. Un tratamiento cotidiano puede incluso estar fabricado en casa por nosotros mismos.

Tras lavarnos bien el rostro, para secarlo, deberíamos utilizar una toalla suave, a base de golpecitos, partiendo de la parte de abajo de la cara, e ir subiendo hacia la zona superior, es decir, del mentón hacia la frente. Un pequeño masaje regular de las partes con pliegues puede ayudar a reducir las arrugas.

En el nivel de la frente, presionad las zona laterales de la cabeza de forma simultánea con los pulgares, y masajead suavemente del centro hacia los lados, con los dedos. Para las patas de gallo, los pequeños pliegues en las partes externas de los ojos, masajead delicadamente hacia las orejas. Para que sea más eficaz, estos pequeños gestos deberían efectuarse a diario, durante al menos dos minutos.

Existen unas cápsulas antiarrugas que se venden en farmacias que ayudan a combatirlas, sobre todo a partir del momento que empiezan a hacerse más profundas.

Hoy en día sabemos que a partir de los 40 años comienza el proceso degenerativo de la piel facial. Con estos pequeños trucos, perseverancia, y ganas de mantenerse siempre joven, podemos retrasar la aparición de las arrugas de la cara, al menos durante un tiempo.