• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Un tema controvertido, si los hay, tener un pene más grande es algo que muchos hombres desean conseguir por diferentes razones, entre ellas la más común es que no se sienten conformes con su miembro.

Pero, existen muchos mitos y verdades sobre el alargamiento de pene y también distintos métodos para conseguir este objetivo. Algunos de ellos, como por ejemplo VigRX Plus es uno de los suplementos para el rendimiento masculino más popular a nivel mundial gracias a su formulación a base de ingredientes naturales, mientras que otros métodos son simples promesas sin una base lógica de sustento.

A continuación compartimos algunos mitos y verdades sobre el alargamiento del pene la idea es mostrar que tienen de verdad o falso algunos de estos temas que enfrentan muchos hombres y que se relacionan con su virilidad.

Mitos y verdades sobre el alargamiento de pene 1

Qué es la virilidad

Viril es todo aquello que relativo al hombre. De origen latín “viril” viene del latín “virilis”, se puede entonces deducir que este término hace referencia a todo lo que constituye el sexo masculino y los atributos de esa virilidad como potencia sexual, voz grave, vellos en distintas partes del cuerpo, etc.

Tomando el concepto de viril se lo puede relacionar con las cualidades o características que son propias del varón, pero no debe tomarse la virilidad como un sinónimo de machismo sino adaptar ese concepto a los cambios que han surgido a través del tiempo en la sociedad.

Mitos y verdades sobre el alargamiento de pene

Mitos y verdades sobre el alargamiento de pene 2

Mito 1: No existen argumentos científicos que afirmen la veracidad de los métodos para alargar el pene.

Esto no es así ya que no todos los métodos conocidos hoy para el alargamiento de pene son estafas.

En realidad existen métodos que demostraron su eficacia como por ejemplo los “alargadores de pene” utilizados en un comienzo por urólogos que operaban a pacientes que padecían Peyrone, una dolencia que hace referencia al problema del pene curvo a causa de la acumulación de grasa en las paredes del cuerpo cavernoso del pene.

Tras la intervención quirúrgica y durante el post-operatorio el paciente utiliza un extensor para mantener el pene en posición fija y después de la curación completa puede apreciarse un alargamiento del pene por tracción con un aumento del miembro viril en varios centímetros.

Mito 2: Los métodos de alargamiento de pene no funcionan

Esto es falso ya que existen métodos de alargamiento del pene, tanto naturales como científicos, que han demostrado resultados positivos y eficaces, como es el caso de técnica quirúrgica de alargamiento del pene. Por ello, es recomendable buscar información sobre este tipo de productos como por ejemplo informes de calidad en el caso de compuestos, píldoras o pastillas que prometen el alargamiento del pene y que están regulados por la comunidad médica.

Mito 3: La masturbación como técnica para el alargamiento del pene

En realidad el tamaño del pene depende de la genética y por lo tanto la masturbación, aún realizada con frecuencia, no hará que el pene crezca. Sin embargo, se ha demostrado que la masturbación ayuda a liberar endorfinas (que se producen el orgasmo) mejorando también el sistema inmunológico del varón.

Mito 4: Si se utiliza la bomba de vació durante un tiempo prolongado se alarga el pene de forma permanente

Esto es falso pues la bomba de vacío ofrece un efecto temporal en el alargamiento del pene ya que un par de horas después de su uso el miembro viril vuelve a tener su tamaño normal.

Mito 5: Viagra aumenta el tamaño del pene

Otra falacia pues el viagra solo es útil para mantener una erección más prolongada. Además los médicos recomiendan su uso solo a personas que realmente lo necesitan pues la toma continua de estas pastillas puede provocar episodios de erección no deseada.

Mito 6: Ejercicios para el alargamiento del pene son efectivos

Un método popular para el alargamiento del pene es hacer ciertos ejercicios que básicamente son apretar y estirar el pene para que la sangre se deslice desde la base hasta la cabeza, forzando a que se expando el tejido esponjoso del pene. Un método que no ha comprobado su eficacia y que por lo general irrita la piel y puede causar dolor en la zona del pene.

Conclusión

La recomendación es informarse sobre los distintos métodos de alargamiento del pene y alejarse siempre de aquellos que ofrezcan soluciones quirúrgicas “mágicas” y no autorizadas para aumentar el tamaño del miembro viril.