• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

No es para sentirse orgulloso ni mucho menos, la típica dieta occidental que incluye alimentos fritos, bocadillos salados y carne, es la que provoca más ataques cardiacos en el mundo.
La conclusión viene de un estudio sobre los patrones de alimentación en varios países, la investigación analizó la dieta de 16.000 personas en 52 países, en América Latina el estudio incluyó a Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Guatemala y México.
El dato mas relevante fue que la dieta occidental tiene 35 % más riesgo de provocar infartos que otras dietas típicas del mundo.
La enfermedad del corazón se ha convertido ya en la principal causa de muerte en muchos países de occidente, incluida América Latina. Esta amenaza en América Latina podría reducirse drásticamente si cambias los estilos de vida.
hamburguesaLas dietas
Los científicos identificaron tres patrones alimenticios:
Oriental: alto consumo de tofu, soya y otras salsas.
Prudente: alto consumo de frutas y vegetales.
Occidental: alto consumo de alimentos fritos, bocadillos salados, huevos y carne.
Independientemente del tipo de población y el lugar donde se consume, afirman los científicos de la Universidad de McMaster en Canadá, la dieta occidental tiene tres veces más riesgo de provocar ataques al corazón.
La dieta «prudente» logra reducir un 30% el riesgo de un ataque cardiaco.
Y la dieta oriental no tiene ningún impacto en el riesgo de ataques cardiacos, señalan los investigadores.
Los científicos creen que aunque los componentes de la dieta oriental pueden ser malos para el corazón -como la sal en la salsa de soya- estos elementos se cancelan debido a los componentes protectores de esta dieta, como el pescado.
Los resultados indican que la misma relación que se observa entre alimentos y enfermedad del corazón en los países de Occidente, se observa también en otras regiones del mundo.
Riesgos
Se sabe ya que la típica dieta occidental causa enfermedad del corazón, que el alto contenido de sal en los alimentos incrementa la presión arterial y que el tipo incorrecto de grasas puede bloquear los vasos sanguíneos.
Y los cuestionarios confirmaron que las personas que consumían una dieta occidental mostraron 35 % más riesgo de sufrir infarto al miocardio que aquellas que comían pocos o ningún alimento frito y carne.
Los resultados significan que el 30 % del riesgo de sufrir un ataque cardiaco en una población está relacionado a la dieta.
En América Latina, los científicos identificaron además seis factores que duplican el riesgo de enfermedad del corazón en esta población:

  • Estrés persistente
  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Alto nivel de grasa abdominal
  • Alto nivel de grasas como colesterol en la sangre

Estos seis factores de riesgo son similares entre los países de América Latina.
Pero comparados con países de otras regiones del mundo, la grasa abdominal resulta ser un factor de riesgo más importante en América Latina que en otras regiones estudiadas.
Además, mientras en otras regiones el consumo de alcohol se considera un elemento protector del corazón, en América Latina no es así.
Gran parte del riesgo de infarto en América Latina puede explicarse por el uso de tabaco, grasas anormales en la sangre, grasa abdominal e hipertensión.
Lo más recomendable y útil es tener un patrón alimenticio basado en la dieta prudente que se describe con un alto consumo de frutas y vegetales.
Visto en BBC Mundo