• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La bicicleta de Spinning es una bicicleta estática de alta gama, ergonómica, concebida para entrenarse en gimnasio o en casa. Combina robustez y todas las funciones de una bicicleta de carrera, sillín ajustable, manillar anatómico, pedales automáticos, sistema de frenado, etcétera.

Los beneficios de la bicicleta de Spinning

El Spinning permite desarrollar la resistencia cardiovascular. Aumenta la capacidad respiratoria y optimiza los intercambios gaseosos en el seno de los músculos, por lo tanto la capacidad para producir energía rápidamente. Después de algunas sesiones, el corazón estará más robusto, los músculos mejor adaptados al esfuerzo, los rendimientos aumentados. Siguiendo un programa específico se puede preparar la siguiente temporada, una competición o desarrollar las capacidades para cualquier actividad de resistencia.

El Spinning es ideal en invierno para preservar los adquiridos y continuar entrenándose a pesar de las condiciones climáticas externas. A pesar de que no basta para reemplazar el entrenamiento sobre el terreno, permite prepararse bien para la siguiente temporada. Por ejemplo, puede reemplazar eficazmente las salidas fraccionadas. Facilita las sesiones en invierno cuando cae la noche o la temperatura externa hace difícil salir a la calle. También es interesante para el calentamiento antes de una salida o una competición, así como para la recuperación.

Deportista de Spinning

El entrenamiento en bicicleta de Spinning es más eficaz que en carretera. No hay ni bajadas ni momentos de relajación. Media hora de trabajo equivale aproximadamente a una hora de bicicleta sobre el terreno.

Lo que se trabaja con la bicicleta de Spinning

La bicicleta de Spinning se adapta bien al trabajo de potencia y de fuerza, más que al desarrollo de la resistencia. Permite trabajar la mejora de la eficacia de los músculos más que la mejora de su capacidad para mantenerse durante horas sobre el sillín. Sirve para el mantenimiento físico, el calentamiento y la recuperación. Es ideal para volver a aprender a pedalear y mejorar la coordinación de los movimientos. Se adapta bien al trabajo de sprint y al trabajo fraccionado punto

El momento más oportuno para entrenarse

Las sesiones de Spinning pueden ser programadas, y no se deben abandonar una vez que se ha retomado el entrenamiento sobre el terreno, o solamente realizarlo como complemento de las salidas cuando el tiempo no se presta o para el calentamiento y la recuperación. 3 meses de práctica con dos sesiones de complemento de una a dos salidas sobre el terreno constituye una buena base.

Ciertamente se puede practicar Spinning todo el año en el marco de una puesta en forma o para perder algunos kilos de más.

La sesión debe comportar tres etapas:

Un calentamiento de 10 minutos con una cadencia de 60-80 rpm, la fase de calentamiento permite la apertura de los pequeños capilares que alimentan los músculos, el aumento de la temperatura corporal y el aumento progresivo de la frecuencia del corazón. Se debe calentar sobre el aparato con una resistencia mínima.

La sesión de entrenamiento, de 20 a 30 minutos, en grupo, donde el coach encadena sprints, subidas, carreras contrarreloj, etc. Todo esto a una cadencia del ritmo musical cuidadosamente estudiado.

Un período de vuelta a la calma para no parar bruscamente y permitir al corazón recuperar su ritmo normal.

Tras la sesión y una ducha, se deben practicar algunos estiramientos para volver a dar a los músculos y a los tendones su longitud inicial y conservar la flexibilidad.