• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

En pocas semanas ya estarán aquí las fiestas de navidad con la inevitables comilonas en familia, con amigos, y compañeros de empresa. No cabe duda de que se trata de una ocasión especial para beber y, sobretodo, comer para pasárselo bien.

Pero, antes de comenzar este tiempo de banquetes pantagruélicos, es necesario prepararse a fondo. Para eso debemos comenzar a adquirir una serie de hábitos que nos ayudarán a superar exitosamente la dura prueba anual. Es importante dedicarle algo de tiempo cada día para estar a punto los días de mayor exceso.

Os recomendamos establecer un programa de preparación que deberemos desarrollar los días previos a las fiestas:

19 de diciembre

Coger el hábito de acostarse pronto. Al parecer las horas de sueño cuentan el doble antes de medianoche. Por la mañana, será bueno hacer un cuarto de hora de gimnasia, o una carrera completada con una serie de abdominales, esto nos hará sentirnos mucho mejor.

Prepararse para las fiestas de navidad I 1Os recomendamos ir a un instituto de belleza para haceros una limpieza completa del cuerpo y de la cara. Esto es algo que ya hacen muchos hombres, ¿por qué no, nosotros también? Una exfoliación a base de huesos de albaricoque, o un masaje con piedras calientes, un baño con aceites esenciales puede ser de lo más recomendable. Vuestro cuerpo os lo agradecerá en unos días.

20 de diciembre

Cita con el peluquero para no tener un aspecto de recién pelado el día de la comida familiar. El crecimiento del cabello, durante los días posteriores, os dará un aspecto mucho más natural. También es el momento de pensar en el traje que os pondréis el día de la cena: haced varias pruebas, llevar la chaqueta y el pantalón al tinte, y encerar a conciencia los zapatos.

21 de diciembre

Es la hora de centrarse en los cuidados faciales. Bien en un centro de estética, o en casa, puesto que existen numerosos tratamientos para la cara. Limpieza a fondo, peeling o mascarilla relajante eliminan las pieles muertas y devuelven el tono natural al rostro algo castigado por el cansancio y las agresiones externas. Pensar en hidratar bien la piel para darle mayor elasticidad y suavidad.

22 de diciembre

Sesión de pedicura indispensable: cuidar los pies para estar a gusto en vuestros zapatos es algo primordial. No poder estar de pie demasiado tiempo, o privarse de bailar hasta el final de la fiesta sería una verdadera pena.

Una sesión de manicura para tener unas manos perfectas es algo de lo que no podemos olvidarnos. Las manos son el reflejo de una personalidad impecable. Muy importante: no olvidéis de ir a buscar el traje que dejasteis en la tintorería.