• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El verano acaba de terminar, y seguramente nos ha dejado muy buenos recuerdos. Aunque quizás, también alguna mala pasada, como golpes de sol, o quemaduras en la piel. Esto es lo que ocurre cuando no se aplica la crema solar adecuada para protegerse del sol. En realidad se trata de una obligación que pronto podría quedarse en un vago recuerdo. Científicos británicos trabajan para poner a punto un medicamento que permitiría mantener la protección solar en comprimidos durante todo el año.

El coral como inspiración

El secreto de esta protección revolucionaria podría encontrarse en el mar, puesto que el equipo de investigadores del King’s College de Londres estudia las defensas naturales elaboradas por el coral para protegerse del sol. Estos científicos se han dado desplazado hasta la gran barrera de coral para estudiar algunas especies en vías de extinción.
hombre tomando el solLa finalidad es la de sintetizar los componentes protectores de los corales -que no sólo protegen los arrecifes, sino la fauna que se nutre de ella- para poner a punto una crema, y más tarde desarrollar una versión oral en forma de comprimidos.

Para la piel y los ojos

Con el tiempo, se llegaría a crear una protección solar interior y eficaz contra los rayos del sol, para la piel y también para los ojos. Al parecer todo apunta a que estos comprimidos podrían comercializarse de aquí a cinco años.
En realidad no sería la primera vez que el hombre se vuelve hacia el mar buscando el cuidado de la piel. Algunos científicos han descubierto, por ejemplo, que los antioxidantes naturales presentes en las plantas y los animales oceánicos rojos -como el salmón- pueden reducir los efectos nefastos del sol, y deberían recomendarse a pacientes con cáncer de piel.
Un complemento alimenticio ya se está comercializando, pero todavía se recomienda que se siga utilizando la protección solar, y no exponerse demasiado tiempo al sol.