• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Uno de los principales peligros que podemos encontrarnos en la montaña es quedarnos sin luz. No es algo tan simple como parece, y a la vez es algo mucho más habitual. Normalmente marcamos un tiempo para la salida, pero a veces este tiempo se nos hace pequeño porque nos paramos más de lo programado, o incluso hacemos algún camino alternativo que no teníamos del todo controlado, todos estos elementos hacen que a veces nos podamos quedar en la montaña tirados sin más a unas horas en que ya no hay luz, y se nos hace muy complicado el avanzar, en estas situaciones lo mejor siempre es no perder la calma, y ponerse a trabajar para llegar a un destino medianamente seguro. A continuación te voy a presentar algunos consejos útiles que puedes utilizar si te ves en esta situación:

  • Oscuridad en la montañaCalma: tranquilos, que no pasa nada, es habitual que cada sombra o ruido sea un ataque de pánico, o que pensemos que hay personas o animales que nos siguen, el bosque, o el sitio en el que estemos es exactamente igual que con luz, incluso más tranquilo, porque algunos animales están su madriguera.
  • Utiliza los frontales, una persona al inicio y una al final, siempre de forma concienzuda, de nada sirve gastar las baterías, ir administrando este tema, puede ser importante.
  • Ropa: ponte algo de ropa encima, aunque no tengas frío, el cambio de temperaturas suele ser brusco, y es mejor conservar la calor en el cuerpo, incluso en verano.
  • Escucha bien: y busca elementos que te ayuden, por ejemplo un río, los ríos siempre acaban pasando por un pueblo o por una población, así que encuentra uno y síguelo si te has perdido, llegarás alguna parte.
  • Comida: haz acopio de comida, y prepárate para racionarla por si debes pasar la noche.
  • El cielo es tu amigo, busca estrellas, luces lejanas, todos los elementos que te ayuden a orientarte en la oscuridad.

Si a todo esto aun sigue el problema, llama a los servicios de emergencia, no intentes buscar atajos o caminos alternativos, lo mejor es seguir las pistas forestales o los caminos mientras más amplios mejor.