• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Hoy hablaremos un poco de fútbol, y más concretamente, de un mítico estadio y un más autentico equipo: Queen’s Park Glasgow y el Hampden.
El QPG se fundó en el 1867, y fue el primer club escocés. Su fundación ya fue algo insólita, ya que en sus textos fundacionales se indicó que nunca nadie podría cobrar un sueldo por jugar a fútbol, la premisa era simple: ludere causa ludendi (jugar por jugar). Así empezó la historia del fútbol escocés, y para más señas, del equipo más seguido de Escocia.
Fue pocos años después, que los mismos fundadores del QPG organizaron la Copa de Escocia, ganándola posteriormente en 9 ocasiones. Todo ello sin pagar a sus jugadores. Era tal el orgullo de los escoceses por este equipo, que tuvieron que ampliar el campo, y de hecho, el Hampden, fue uno de los estadios más grandes del mundo, comparándolo con el Maracaná.
Queen's Park Glasgow y el Hampden 1En él, los equipos escoceses, los tres grandes (Celtic, Ranger y QPG) vieron como hacían fortuna su fútbol escocés de bravura y fuerza física, siendo el Celtic los primeros «británicos» a ganar una Copa de Europa.
Para hacernos una idea de la magnitud de este club, el Hampden fue el primer estadio del mundo que instaló tornos. Más de 95.000 personas se dieron cita para ver un partido contra el Rangers. Pero la cifra, superó 149.00 aficiones en un Escocia – Inglaterra.
De hecho, el QPG es el único equipo al que se le permite jugar como local en este estadio reservado a las finales y los partidos de rugby. Aunque actualmente juega en Tercera División, sigue con su planteamiento de que ningún jugador pueda cobrar 143 años después. Esto tiene mucho merito, si más vemos que es el club que realmente fundó la federación escocesa y el fútbol escocés en si.
Estos ejemplos nos recuerdan, en un mundo deportivo completamente mercalizado, que aún hay espacio para el romanticismo de aquellos pioneros del deporte.