• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Son muchas las lesiones que cuestan mucho y un duro trabajo recuperar, pero a la vez, también en esos momentos de desmotivación máxima y cuando creemos que nunca podremos volver a nuestra vida deportiva habitual, en esos momentos podemos encontrar nuevas cosas en las que gastar nuestras energías y hacer algo de ejercicio. Una de las opciones altamente recomendables son los deportes acuáticos. Tenemos una gran lista que podemos practicar tanto en verano como en invierno, esto hace que en cualquier estación del año tengamos opciones optimas para hacer ejercicio.

Una de las cosas que más debemos tener en cuenta cuando hablamos de deportes acuáticos y lesiones, es el poder positivo que tiene la hidroterapia. Se trata de utilizar las propiedades del agua para mejorar nuestras lesiones. En líneas generales es un ambiente diferente y que puede ayudarnos mucho, ya que podemos aumentar o disminuir la descarga en función de la gravedad de su lesión, y de igual forma, por ejemplo nos permite poder realizar movimientos sin necesidad de utilizar todo el cuerpo, por ejemplo en una lesión que nos impida caminar puede ser algo excelente para no dejar olvidados los demás músculos del cuerpo que quedan activos. Sin ir  más lejos, una persona que pese 100 kg, con el agua por la cintura pesará solo 50 kg, lo que disminuye el esfuerzo que hacemos en nuestras articulaciones. Ha esto lo llamamos hidroterapia.

hidroterapia para ayudar en las lesionesPor supuesto todo depende de la lesión, pero no sería la primera persona que probando los deportes acuáticos por una pequeña lesión, han acabado practicando de forma mucho más seria alguno de los múltiples deportes acuáticos. También son una alternativa para seguir en verano practicando deporte sin necesidad de dejarlo todo de lado, y así estar a tope cuando volvamos a empezar la temporada en invierno.

Sin duda, la hidroterapia se puede practicar en cualquier ambiente acuático, pero es preferible unas buenas instalaciones, con mangueras de agua y pasillos acristalados para evaluar los pasos del paciente. Es una muy buena oportunidad para mejorar también nuestros movimientos básicos del deporte que estemos trabajando. Vamos, que la hidroterapia puede ser útil tanto en caso de lesión como también en la voluntad de mejorar aun más movimientos del cuerpo.