• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

¡Por fin es verano! Los mercados y supermercados muestran lo mejor de las frutas de temporada. Es el momento de ponerse a preparar un sorbete natural, sano y refrescante.

Sorbete de bayas

¿Qué hay más refrescante que disfrutar de un buen sorbete de frutos rojos en la terraza o en el jardín? Se trata de una receta muy fácil de preparar, y especialmente el sorbete de cereza es delicioso. Para ello, se necesita un kilo de cerezas, 5 cucharadas de kirsch y un cuarto de kilo de azúcar. Comience por lavar y seleccionar las cerezas. Luego, mezcle todos los ingredientes. Si no tiene una máquina para hacer helados, sólo hay que poner la mezcla en un recipiente y ponerla en el congelador.

El sorbete de fresa es otra gran receta para el verano, y es especialmente atractiva para los niños. Se necesita un kilo de fresas, 300 g de azúcar, 45 ml de agua y 90 g de miel. Lavar y cortar las fresas en cuartos. A continuación, se pone al baño María con 150 g de azúcar de una hora a hora y media. Luego, en un recipiente diferente, preferiblemente una sartén, se Recetas-facilesvierte 45 cl de agua con miel y el azúcar restante. Una vez que la mezcla haya hervido, ya está listo. Luego sólo hay que poner todo en una licuadora, y luego se pasa al congelador.

Receta de sorbete exótico

El verano es también la época de las nuevas experiencias, sobre todo en la cocina. Esta receta sólo se lleva veinte minutos de preparación: sorbete de melón y limón, adornado con romero. Para ello, se necesita medio kilo de pulpa de melón, un limón verde y una ramita de romero. Conviene tener preparado 13 cl de agua y 100 g de azúcar. Para esta receta, también tenemos que preparar un merengue con clara de huevo, 2 cucharadas de agua y 35 g de azúcar.

Comience mezclando el melón cortado en taquitos y el jugo del limón. Guárdelo en la nevera. A continuación, preparar el almíbar en un cazo con 13 ml de agua, 100 g de azúcar y romero. Una vez que la mezcla llega a ebullición, se apaga el fuego y se saca de la nevera el puré de melón. Es el momento de batir estas dos bases antes de volverla a meter en la nevera.

El merengue: Para tener éxito, es aconsejable disponer de un termómetro. Tomar una sartén en la que se van a cocinar 30 g de azúcar y 2 cucharadas de agua a fuego medio hasta que llegue a los 110° C. Luego, batir la clara de huevo a punto de nieve y verter poco a poco el jarabe, no dejar de batir hasta que el resultado que suave y firme. Por último, sólo queda mezclar el merengue con el melón, y pasarlo todo a la sorbetera.