• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El deporte no solo es competición y duras marchas de sudor y sufrimiento, si no que también puede ser práctico a un nivel más bajo, esta es una de sus grandezas.
Con la llegada del sol, son muchas personas de cierta edad que salen a nuestras calles y parques a andar y relajarse un poco. Esta práctica es simplemente fantástica.
Pero quiero hablar sobre las caminadas que se convierten en senderismo y grandes recorridos, más popularmente conocidas como «caminatas» y son aquellas que ya superan los 20-25 km de longitud. Para este tipo de práctica deportiva hay que tener en cuenta diferentes aspectos, que me gustaría repasar por encima.
Senderismo y grandes recorridos 1Lo primero que debemos tener en la cabeza es justamente que nuestros pies van a sufrir y mucho. Suden o no, van a recibir el mayor de los impactos durante nuestra marcha.
Así que son preceptivos unos buenos calcetines, si pueden ser de estos modernos que ahora se venden en las grandes superficies de tejidos que permiten respirar a los pies mejor que mejor.
Otra cosa es el calzado, debe ser cómodo y ligero, unos gramos de menos se agradecen en grandes distancias, y de igual forma, cualquier rozadura o mal posicionamiento puede ser mortal con tantos kilómetros a las espaldas, por lo tanto todo cuidado en este punto es poco.
Siguiendo con las recomendaciones, la hidratación también está en nuestro top 5. Lo mejor por supuesto es agua, y no en grandes cantidades, sino más bien constantes, para conseguir hidratarnos al máximo pero no caer en flatos o similares. También pueden ser bienvenidos algunos de estos brebajes con algo de azúcar, que nuestro cuerpo agradecerá sumamente.
Tampoco hay que dejarse el tema de las reservas de comida, algo necesario pueden ser las barritas energéticas, capaces de poder comer caminando, para no perder ritmo, fáciles de digerir y que nos proporcionen la energía suficiente como para seguir.
Estás son algunas indicaciones básicas, pero ante todo, debemos disfrutar, y que nunca el ansias por llegar sea un problema mental, debemos estar preparados para llegados el momento, abandonar.