• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Que el deporte es para todos, no es una frase hecha o sin sentido, es una realidad como un templo, por eso mismo, todos aquellos que tienen miedo de iniciar su practica deportiva por sentirse mal con su peso, deben empezar abandonar esa idea negativa y dejarse llevar.
Lo que está claro es que jamás conseguirán adelgazar ni modificar ese estado físico si no inician deporte. No hace falta correr una mataron, con simplemente iniciar diferentes actividades ya empezaremos a notar cambios y sentirnos mejor con nosotros mismos.
Sobrepeso y deporte 1La idea clave es empezar a poner en movimiento nuestro sistema, por ello, cualquier actividad que nos guste puede ser útil, de hecho, nuestra vida diaria debe ser el primer paso. El metro o nuestra casa están plagados de estupendas escaleras que subir y bajar, así como intentar llegar más pronto a los sitios aumentando nuestra velocidad al andar. Tampoco es desdeñable que pienses en ir caminando al trabajo, no solo te lo agradecerá tu cuerpo, también tu bolsillo.
Al principio puede ser algo duro, por eso es mejor empezar poco a poco. Nuestro cuerpo debe acostumbrase a una nueva serie de cosas, y el deporte es un gran cambio. De igual forma, el metabolismo cambiará, en el sentido que nuestras necesidades calóricas se modifican, el cuerpo pide otras cosas quizá diferentes.
Cuando empieces a sentirte mejor contigo mismo, intenta alguna actividad más cansada. De hecho, tú mismo cuerpo te la va a pedir, así que tampoco temas por saber cuál es el momento del cambio real.
En el momento en que el cuerpo te lo pida, puedes iniciarte en correr, no hay nada mejor para bajar los kilos de más y poner el cuerpo a punto para el deporte que siempre has soñado o el gimnasio de cerca de tu casa.
Deja sobretodo que todo sea natural, no fuerces, ya has asumido que no serás un deportista de elite, así que mejor ir pausado y a buen ritmo, y conseguir vivir muchos más años, que matarnos por nada y dejarlo al poco rato.