• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El spinning permite desarrollar la resistencia cardiovascular, aumentando la capacidad respiratoria, y optimizando los intercambios gaseosos en los músculos, así como la capacidad para producir energía rápidamente. Tras varias sesiones, el corazón se muestra más fuerte, y los músculos quedan mejor adaptados al esfuerzo.

En realidad, los rendimientos aumentan. Siguiendo un programa específico es posible prepararse para la próxima temporada, para una competición, o desarrollar las capacidades para cualquier otra actividad de resistencia.

El spinning es ideal en invierno para preservar lo adquirido durante el buen tiempo, y seguir entrenándose a pesar de unas malas condiciones climáticas externas. A pesar de que no es suficiente para reemplazar el ejercicio en el exterior, permite prepararse correctamente para la siguiente temporada de deporte. Por ejemplo, puede reemplazar eficazmente las salidas con ejercicios fraccionados.

Igualmente facilita las sesiones en invierno cuando al caer la noche la temperatura externa hace casi imposible la práctica de un deporte fuera. También es interesante para el calentamiento antes de una salida o de una competición, y para el tiempo dedicado a la recuperación.

Ciclista de interior

El entrenamiento en bicicleta de spinning es más eficaz que en carretera. No hay ni bajadas ni momentos de relajación. Media hora de trabajo equivale aproximadamente a una hora de bicicleta sobre carretera. Por tanto, conviene entrenarse consecuentemente.

Lo que se trabaja con la bicicleta de spinning

El spinning se adapta muy bien al trabajo de la potencia y de la fuerza, mucho más que al desarrollo de la resistencia. Permite un trabajo de fondo para mejorar la eficacia de los músculos, más que para la mejora de la capacidad para permanecer horas y horas sobre un sillín.

Vale para el entrenamiento físico, el calentamiento, la recuperación, la relajación. Es ideal para volver a recuperar el pedaleo y mejorar la coordinación de los movimientos. También se adapta estupendamente al trabajo del sprint y del ejercicio fraccionado.

El trabajo por intervalos

El trabajo por intervalos es un medio muy eficaz para progresar. Los resultados son visibles desde las primeras sesiones, a partir del momento en que los ejercicios se practican correctamente. La filial trabajada difiere en función de que el intervalo sea corto, medio o largo.

  • Intervalos cortos: De 10 a 20 segundos. Este tipo de esfuerzo mejora la fuerza explosiva, solicitando la filial anaeróbica aláctica.
  • Intervalos medios: De 1 a 3 minutos. Este tipo de esfuerzo solicita la potencia aeróbica que corresponde a la zona de trabajo de la velocidad máxima.
  • Intervalos largos: De 4 a 15 minutos. Este tipo de esfuerzo permite subir el umbral anaeróbico solicitando la glicólisis aeróbica.

Tipos de entrenamiento, programas y ejercicios de spinning

La práctica del spinning permite trabajar los siguientes puntos:

La coordinación y la velocidad, la fuerza muscular, la capacidad aeróbica, el aumento del umbral anaeróbico, la fuerza explosiva, la potencia.

El trabajo de la coordinación y de la velocidad

El objetivo de este trabajo es el de aprender a pedalear para ganar en eficacia. La velocidad es la capacidad de girar las piernas rápidamente. Es fundamental para el desarrollo de la potencia. Se debe trabajar durante todo el año. Se habla de hipervelocidad cuando la cadencia es superior a la de la carrera.

Los más ágiles suben hasta 250 golpes de pedal por minuto. El trabajo de la velocidad mejora la coordinación, haciendo que el pedaleo sea más eficaz, y contribuyendo a un mejor rendimiento.