• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

El Trasplante capilar en Turquía se ha convertido en un negocio en plena expansión. Su rentabilidad en todo el mundo se evalúa en miles de millones de dólares, y debería alcanzar un crecimiento del 20% al año. El turismo médico es un mercado que tiene éxito en muchos países, concretamente en Turquía, que es donde hoy nos vamos a centrar.

Turquía ha desarrollado una estrategia para atraer cada vez a más pacientes procedentes del extranjero, y así aumentar el volumen de negocio de esos hospitales. Curiosamente, en el año 2005, Turquía estableció un Consejo de Desarrollo del Turismo para la Salud. No cabe duda que en unos 10 años, Turquía ha sabido poner en marcha un mercado mundial para los cuidados, especialmente de tipo estético, y concretamente con todo lo relacionado con el transplante capilar.

El transplante capilar

Varias razones explican este éxito con relación al Trasplante capilar Turquía. Primeramente, la calidad de los cuidados. El país presume de tener el mayor número de establecimientos hospitalarios acreditados por la Comisión Mixta Internacional, una organización americana que evalúa la calidad de los servicios de salud, siguiendo estándares internacionales. Además, hoy en día es posible llegar a Turquía en 3 ó 4 horas desde más de 40 ciudades de todo el mundo. Curiosamente, los pacientes procedentes del extranjero no tienen que esperar mucho tiempo antes de recibir un tratamiento médico.

Calva incipiente

En los establecimientos de salud de Turquía, la oferta sanitaria es bastante amplia, y la mayoría de operaciones de estética pueden ser tratadas. En este caso nos referimos específicamente a cuidados dentales, operaciones oftalmológicas, tratamiento de la infertilidad, pero sobre todo a los transplantes capilares. La mayor parte de los pacientes proceden de la región, países árabes, exUnión Soviética, Balcanes. Pero desde hace algún tiempo, el número de pacientes procedente de Europa y de América está en claro aumento.

El sistema de transplante capilar FUE en Turquía

La técnica FUE es una técnica de transplante capilar innovadora, nacida con la finalidad de resolver los problemas relacionados con la calvicie. Esta técnica ofrece diferentes ventajas:

  • Implante de nuevos cabellos,
  • ninguna cicatriz visible,
  • ausencia de dolor durante y después de la intervención,
  • incorporación inmediata al trabajo.

El transplante capilar prevé la inyección de folículos pilosos con el fin de inyectarlos sobre la zona sin pelo del cuero cabelludo, gracias al uso de un punzón inyector.

Alopecia masculina

La intervención puede durar entre 4 y 6 horas. Dos días después, se puede lavar el cabello. Al cabo de 24 horas, el paciente puede retomar sus actividades cotidianas. Esta técnica no utiliza ni escalpelo ni puntos de sutura, y no deja ningún tipo de cicatriz.

Con el transplante capilar no existe rechazo, siempre que el cabello pertenezca a la misma persona. El pelo comienza a crecer tras un período de 10 a 16 semanas. Es posible ver resultados más importantes a menos de un año de distancia de la operación, el crecimiento del pelo tendrá lugar en sólo 10 meses.

Un gran equipo de profesionales

La empresa Capil dispone de un amplio equipo de profesionales que asesora y realiza las intervenciones quirúrgicas. Se trata de expertos cualificados con amplia experiencia en cada una de las áreas relativas a solucionar los problemas de calvicie.

Una técnica avanzada

Esta clínica utiliza la técnica microFUE, que en realidad es el último avance de la técnica FUE tradicional. De esta forma, se pueden realizar sesiones más largas implantando 5000 folículos de una vez, permitiendo reducir el tiempo de recuperación.

Con la empresa Capil los pacientes reciben una atención exclusiva y personal las 24 horas del día, sin necesidad de comprender el turco. Intérpretes de español acompañan a los pacientes durante el viaje a Turquía, y se encargan de todos los trámites de cara a la operación y la estancia.