Tratamientos de rejuvenecimiento facial: Mini Lifting

14 / 100 Puntuación SEO

Descubre las ventajas del Mini Lifting con respecto al tratamiento de lifting tradicional

En la actualidad, cada vez son más los usuarios que se preocupan por su imagen personal, de manera que tratan de buscar los mejores métodos para combatir el envejecimiento de la piel. El mundo de la medicina estética ha evolucionado notablemente en los últimos años, hasta tal punto que algunos tratamientos de rejuvenecimiento facial son capaces de restar 5 años en una hora y media.

Una evolución del lifting tradicional que se ve reflejada en el Mini Lifting, una técnica mínimamente invasiva para el rejuvenecimiento facial, que con pequeñas incisiones consigue resultados más naturales, sin riesgos de sangrado o hematomas, y sin hospitalización. Por ello, son muchas las personas interesadas en este tipo de cirugía que permite retocar las zonas más desgastadas del rostro.

Gracias a la técnica de Mini Lifting, cualquier usuario puede restar años a su imagen a través de un procedimiento ambulatorio, el cual se caracteriza por ofrecer una rápida recuperación y unos resultados muy naturales. De este modo, las personas no tienen que someterse al clásico tratamiento de lifting que estira la piel de todo el rostro, sino que pueden focalizarlo únicamente en aquellas zonas más afectadas.

¿En qué consiste el Mini Lifting?

Como ya se ha comentado anteriormente, el Mini Lifting es una técnica de cirugía facial que ha generado una auténtica revolución en el ámbito de la medicina estética. Ante esta situación, el tratamiento de lifting tradicional ha tenido que adaptarse a la nueva forma de entender el envejecimiento facial por parte de las personas, la cual gira en torno a la prevención y el mantenimiento de la belleza.

Con el paso del tiempo, la piel del rostro se va deteriorando a pasos agigantados, por lo que es muy recomendable someterse a algún tratamiento facial especializado como el Mini Lifting. Una técnica mínimamente invasiva que permite rejuvenecer las zonas más afectadas de la piel -cejas, párpados, mejillas, cuello, etcétera-, sin necesidad de realizar una intervención quirúrgica en todo el rostro.

Por ello, el Mini Lifting se ha convertido en uno de los liftings parciales más demandados del mercado. Una técnica de cirugía estética que apenas causa dolor, ya que durante la intervención quirúrgica, el cirujano realiza incisiones mínimas en la piel. Por tanto, las cicatrices quedan perfectamente disimuladas y las personas obtienen unos resultados muy naturales.

Ventajas del Mini Lifting con respecto al lifting tradicional

Tratamientos de rejuvenecimiento facial: Mini Lifting 1

La gran diferencia entre la técnica Mini Lifting y el tratamiento de lifting tradicional, reside en el resultado final que obtienen los pacientes. Y es que mientras en el lifting tradicional se ejerce tensión sobre la piel para estirarla, en el Mini Lifting se lleva a cabo una reposición de los tejidos que están más desgastados. De este modo, los cirujanos tan solo intervienen en las zonas del rostro que lo necesitan.

Por esta razón, el Mini Lifting es una técnica de menor invasividad que no requiere hospitalización. Este novedoso tratamiento facial es bastante rápido, puesto que en aproximadamente una hora y media finaliza la intervención quirúrgica -puede durar algo más si se aplican otras técnicas estéticas asociadas-. Sin duda alguna, una excelente opción a la hora de evitar la “cara de velocidad” de las antiguas técnicas quirúrgicas.

Y lo mejor de todo, este procedimiento ambulatorio ofrece un resultado muy natural a las personas, ya que las cicatrices derivadas de la intervención quirúrgica no son visibles. De este modo, las personas que se someten a la técnica Mini Lifting se recuperan rápidamente, por lo que pueden volver a hacer vida normal en un periodo de tiempo muy corto.

¿Qué técnicas de Mini Lifting existen?

Gracias a la evolución de la tecnología, la medicina estética ha desarrollado diferentes métodos de lifting facial, los cuales son más conocidos como técnicas de Mini Lifting. No todas las personas presentan las mismas necesidades en el rostro, de manera que algunas clínicas especializadas en cirugía estética han diseñado una técnica de Mini Lifting para cada problema estético facial.

Algunas de las técnicas de Mini Lifting más demandas por las personas son la técnica RES -levanta las cejas caídas-, la técnica Lift Express -corrige la flacidez de la zona inferior del rostro- y la técnica Corsé Cervical -elimina el cuello de gallo-, pero estos no son los únicos tratamientos de Mini Lifting que existen en el mercado.

Por otra parte, las personas también pueden confiar en la técnica Tensor-Flash Centrofacial para levantar la zona media del rostro, en la técnica Tensoendoscopio facial para levantar el óvalo facial, o en la técnica Blefaroláser para corregir los párpados caídos y las bolsas en los ojos. Un sinfín de posibilidades, que permite restar años a la imagen facial de cualquier persona.