• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y ya es tiempo de empezar a pensar en looks para los diferentes momentos de las futuras veladas estivales. Entre la playa, el bar y los restaurantes, conviene centrarse en 3 looks diferentes.

El look para la playa

Todo el mundo piensa que el look para la playa es fácil de preparar. Pues no es así. Conviene cuidarlo desde el primer momento. Por supuesto, el traje de tres piezas se queda en casa, pero no las alpargatas 1789 Cala. Este tipo de calzado encaja bien con un short vaquero. Para los que deseen aligerar el look, un short de tela será lo más ideal. Pero conviene tener cuidado con el corte.

Para la parte de arriba, un chaleco negro o blanco (cuidado con el blanco en la arena que se mancha rápido), o una camiseta de algodón ligero y amplia. Las gafas de sol (en función de cada gusto, pero un consejo, evitar llevar un modelo demasiado «in» para la playa) y por supuesto los bañadores. Para los amantes de los boxers o los slips, se aconseja la marca Marcuse.

Ropa-sportFinalmente, para los aficionados a los shorts, un verde claro de Orlebar Brown puede ir muy bien. Es el momento de sacar los modelos hawaianos.

El look para el bar de la playa

Broncearse está bien, pero hidratarse es todavía mejor. Tras una tarde en la playa, conviene darse una ducha y ponerse un look de terraza. Lo ideal es centrarse en un estilo casual y de vacaciones, con un ligero toque chic que es lo que hace la diferencia.

Para salirse de la normalidad, lo ideal es llevar unas sandalias inspiradas en la Antigüedad. No se trata de llevar modelos romanos, pero sí unos que sean ligeros y cómodos para los pies. Además, se puede escoger el color. Conviene añadir un jean de armadura ligera con los bajos subidos de unos 4 ó 5 centímetros, además de una camiseta de cuello amplio, así como unas gafas modelo Brasil de Andy Wolf. Luego se puede combinar con unos complementos llamativos como una pulsera de cuera y madera, muy summer time, y un bolso de cuero en bandolera.

El look de tarde para el restaurante

Todo el mundo lo sabe, las vacaciones están hechas para dejarse llevar. ¿Por qué no ir a cenar a un restaurante de la ciudad? Basta entonces con sacar de la maleta el pantalón de tela, la camisa estampada con flores, pero con las mangas recogidas hasta media altura. Además, se pueden poner unos calcetines de hilo de Escocia negros para combinarlos con unos bonitos richelieux negros.

El cinturón debe ir bien combinado con el color de los zapatos. Y por supuesto pensar en un jersey fino, en caso de brisa ligera, pero de malla delgada. Finalmente, para aquellos que tenían miedo del viento frente al mar, conviene llevar dentro del bolso Ralph Lauren un fular de algodón.