• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Los hombres son cada vez más adeptos a la práctica del yoga. ¿Sabéis que existen varias formas, adaptadas a cada personalidad? Algunas actúan más en la forma física, otras en la cuestión emocional, otras en el conocimiento de uno mismo… Al final se trata de encontrar la forma de yoga que más os conviene.

¿Qués el yoga?

Se trata de una disciplina milenaria complementaria, a la vez cognitiva, espiritual y física, procedente de la India. Su función es la de equilibrar los diferentes polos del ser humano: físico, psíquico y espiritual a través de ejercicios de meditación y de flexibilidad. En resumen, se trata de aprender a dominarse para sentirse mejor en la propia piel y consigo mismo.

El Ashtanga

Si no sois un hombre de naturaleza contemplativa, si tenéis dificultad para estar quietos y necesitáis desahogaros, el Ashtanga es la disciplina del yoga que más os conviene.

YogaEsta disciplina es la más dinámica del yoga, pero también la más solicitada en Europa. De carácter físico, se basa en ejercicios físicos acrobáticos y en encadenamientos de posturas.

Esta forma está recomendada a aquéllos que de entrada tienen un excelente nivel deportivo, y que quieren consolidar su confianza en sí mismos e ir derechos a los objetivos de su vida.

El Kundalini

Si buscáis canalizar la energía potente (el Prana) que circula en vuestras venas de hombre, este es el mejor método para conseguirlo. El Kundali yoga es la variante que mejor se adapta a vuestra forma de ver la vida. Esta forma de yoga pretende despertar los chakras adormecidos (puntos de energía del cuerpo) para desbloquear la energía espiritual y acceder a niveles de conciencia superiores.

Concretamente, el objetivo es el de conocerse mejor recitando mantras (pequeñas oraciones) y haciendo ejercicios basados en la respiración. Esta forma de yoga está aconsejada a los no iniciados que desean desarrollar su espiritualidad, abrirse a los demás, y liberarse de todo tipo de ataduras.